Responder
Nuevo Tema
Nueva Encuesta

 Kamikaze, Privado con Jun
Ragnar de Francisco
 Posted: Apr 16 2017, 06:59 PM
Quote
Usuario
286 post
6490 Yenes
20-November 16
Balanceado

Independiente
Arcana: Judgment
Nivel: 13
Experiencia: 1000/1300
HP: 138
PM: 66
DH/C: 6

Hakumen


AWARDS







«¡Que te jodan Yudai!¡A tí y a tus clases!»

Buff... Que día llevo. A primera hora me comí una tiza de la de física por quedarme dormido en clase. A segunda tuve que aguantar el tostón de literatura. A tercera, en clase de filosofía tenía ganas de suicidarme. Y en el recreo traté de pedir un ibuprofeno al enfermero, pero no lo dí encontrado. Así pasé el día, pues tenía una jaqueca que no podía con ella. ¡Y para colmo después del recreo clase de gimnasia! Normalmente no era un problema, pero hoy no podía ni con el alma.

Al acabar la clase nos fuimos a las duchas a cambiarnos y ducharnos.

Ya en las duchas, me desvestí y me fui a duchar. El agua estaba buena; ni muy frío, ni muy caliente. Tras aclararme el pelo, me quedé un rato más, pues la sensación del agua templada recorriendo mi espalda era cuanto menos agradable, y lo mejor era que me calmó un poco la jaqueca.

Aún con el ruido de la ducha, se podía escuchar lo que acontecía en el resto del vestuario (solo el masculino). Al parecer la charla grupal del día de hoy era sobre quien estaba más buena en clase.

Al salir de la ducha me ato la toalla en la cintura y salgo de cubículo. Se podía oír los chapoteos que generaba mis chanclas tras cada pisada que realizaba. No caminé mucho para cuando otra punzada de dolor me recorrió la cabeza, lo que me obligó a apoyarme contra un lavabo. Ya ahí, abro el grifo y paso la cabeza por el chorro frío de agua para calmar el dolor.

Con la cabeza chorreando, me fijo que aun siguen con la encuesta de quien es la más buena de clase. Pasando un poco de ellos me voy a donde había puesto la ropa. Era el lugar más alejado y por tanto el más tranquilo. Ya ahí me siento (con la toalla aún puesta) y poso mi espalda contra la pared a la espera de que me calme un poco el dolor.

QUOTE
Límite de Ragnar: Con jaqueca = 40%


¡Wubba Lubba Dub Dub!

user posted image
PMEmail
^
Jun Nanahara
 Posted: Apr 16 2017, 07:39 PM
Quote
Usuario
249 post
3160 Yenes
23-August 14
Luchador

Strega
Arcana: Tower
Nivel: 5
Experiencia: 225/300
HP: 100
PM: 26
DH/C: 4

Mara


AWARDS







¡Pero qué día el de hoy! Como es de saberse de parte de Jun, saltarse las clases generalmente era lo que hacía. Bien, esta vez no logró escaparse DE UNA. Ni una, todas las clases que vio durante la mañana lo estaban matando. ¡Literal! ¡Todo lo que enseñaban era basura! Que el muchacho podrá ser flojo a la n potencia, pero es todo por el factor clases, involucrando a los profesores. No sabían cómo llevar una clase dinámica, y todo lo que hacían era ahogar a los estudiantes en sus dictados ridículos y tareas inútiles. Solo quería saber quiénes de su grupo de grado realmente prestaba atención a las clases, obviamente eran los que iban delante de los demás. Los “coquitos”, inteligentes.

Pft. Inteligente su abuela.

Así transcurrió el día, durante el break para el lunch, Jun no conseguía con quién estar… ¡pero si siempre estaba solo! Jaja, qué irónico de su parte buscando a alguien para almorzar. Prefería estar solo. En el salón, las chicas de su clase comenzaron a parlotear: ¿Quién era el más atractivo de toda Gekkoukan? Incluían tanto a profesores como el alumnado, pues la respuesta era más que obvia: Jun Nanahara es el estudiante más atractivo de todo el instituto. No pudo evitar reírse para sus adentros mientras culminaba su almuerzo. La siguiente hora fue nada más ni nada menos que su hora “favorita”. Gimnasia.

Para Jun, la hora de Gym no era tan mala, es más, disfrutaba ejercitarse y ver las caras de agonía de parte de los alumnos de su clase. Había momentos en los que el rubio flaqueaba y el instructor, Kazuma Yudai, lo hacía redimirse. Oh, redimirse… a todos los ponía un entrenamiento militar. Exhaustos, todos estaban exhaustos al final de la clase y la mejor parte eran: Las duchas. Oh, tantas feromonas masculinas juntas en un solo cubículo, los mocosos en paños menores y Jun, pues obviamente disfrutando la vista.

¿Qué? Nadie se lo impedía, eh.

Nanahara fue uno de los primeros en tomar las duchas. Aquél mix de temperatura en el agua de las duchas era relajante, podía sentirse más suelto y alivianado, dejando que el sudor formado por el arduo entrenamiento se disolviera y conjugara con las moléculas de H2O templado proporcionado por las regaderas. Podía escuchar el chismorreo de los varones, haciendo una encuesta de cuál estaba más buena en su clase. Sus opciones eran patéticas, y a Jun le hacía mucha gracia realmente. Al finalizar su baño, tomó su toalla y caminó hasta el locker donde sus pertenencias se encontraban almacenadas.

Pudo notar algo peculiar: el otro rubio de su clase estaba ahí, con una cara de que se iba a morir. No pudo evitar reírse levemente, mirando al chico de reojo mientras se acercaba a su locker. — ¿Estás muriendo? Te ves muy mal, little friend —. Podía notarse en el rostro del otro el mal genio que llevaba encima, por lo visto tenía un malestar. Aprovechando que revisaba sus pertenencias, buscó dentro de su bolsa un pastillero. Por emergencia, obviamente, en cualquier caso inesperado de jaqueca que se le presente al muchacho. Tomó una pastilla redonda, de color blanco. Un simple Tylenol. Luego de sacar dicho objeto, junto con su uniforme, guardó el pastillero y tomó su bolso igualmente, cerrando su casillero.

Ten, antes de que termines explotando en este lugar —. Jun generalmente no es bueno con las personas… ¡obviamente quiere tramar algo con este muchacho! Ah, es que su mente, es increíble. Jugar a ser un niño bueno y luego proporcionar un desastre. — Es gracioso que vengas a este lado de las duchas, si buscabas paz y calma lo mejor era vestirte y retirarte de una vez —. Comentó el rubio en un tono irónico mientras comenzaba a vestirse. Su cabellera dorada aún seguía húmeda, por lo que, con su toalla comenzó a sacudirse… de alguna forma u otra haciendo que las gotas de agua se esparcieran en su lugar. Podía notarse una sonrisa maliciosa en la cara del muchacho, y eso era solo el comienzo. Tal vez es cierto lo que dicen: “Donde esté cerca Nanahara Jun, la calamidad siempre está próxima a llegar”… o por ahí iba lo que decían las malas lenguas.


user posted image

I speak | "I think"
color: powderblue
PM
^
Ragnar de Francisco
 Posted: Apr 16 2017, 09:20 PM
Quote
Usuario
286 post
6490 Yenes
20-November 16
Balanceado

Independiente
Arcana: Judgment
Nivel: 13
Experiencia: 1000/1300
HP: 138
PM: 66
DH/C: 6

Hakumen


AWARDS







- Gracias. -

Cogí la pastilla que me había tendido el rubio platino de la clase. ¿Su nombre? No lo sé, pero eso no es extraño, pues apenas me digné a memorizar el nombre de los demás.

Sobre la pastilla, bueno, decidí confiar en el y me la tragué, sin agua ni nada de nada. Ahora a ver cuanto tardaba en hacer efecto.

Sin mediar palabra alguna, comienzo a vestirme. Al estar ya vestido de cintura para abajo, me digno a hablarle aunque sea por educación.

- De todas formas aunque estuviese en un lugar tranquilo el dolor no me abandonaría. -

Dicho esto analizo al rubio platino. El chico no estaba muy musculado, pero eso no significa que no posea fuerza física, sino miradme, no estoy super musculado como Kazuma, pero poseo bastante fuerza física.

- Ya que has sido amable, te recomiendo que te alejes de mí. Por el simple hecho de que todos me consideran una especie de monstruo e incluso hay algunos que me llaman tirano. No lo digo por mal, es solo que aquellos que se juntan conmigo acaban metidos en el mismo saco que yo, y con ello, reciben el rechazo de los demás. -

No mentía, me había ganado la mala fama de ser muy bestia y agresivo con el alumnado. Y aquellos que se me acercaban eran rápidamente juzgados. Por eso y por más motivos era que siempre estaba solo, por suerte era algo que me agradaba.

- Pero ya que estamos. ¿Como te llamas? -

Creo que sería productivo aprenderme aunque sea un solo nombre de los de mi clase. Porque quien sabe, a lo mejor nos acabamos llevando bien.
Dios, como hecho de menos poder hacer el subnormal con alguien.

QUOTE
Límite de Ragnar: 30%


¡Wubba Lubba Dub Dub!

user posted image
PMEmail
^
Jun Nanahara
 Posted: Apr 16 2017, 09:53 PM
Quote
Usuario
249 post
3160 Yenes
23-August 14
Luchador

Strega
Arcana: Tower
Nivel: 5
Experiencia: 225/300
HP: 100
PM: 26
DH/C: 4

Mara


AWARDS







Luego de proporcionarle la pastilla al otro rubio, y ver cómo se la tragó sin agua ni algún líquido acompañante, pretendía continuar alistándose. No pudo evitar notar la diferencia de estatura entre ambos. Jun, quien pensaba era más alto que su compañero de clase, pudo quedarse unos centímetros más abajo. El otro muchacho de orbes que se asemejaban a los óculos de un gato comenzó de igual manera a vestirse. Nanahara no le quitaba el ojo de encima, claro que no, denotando la contextura física de su compañero. Parecían similares, claro, Jun era más “Slim” porque así prefería verse, sin tanta musculatura como la que poseían los demás integrantes del profesorado de la academia.

Paso siguiente, el muchacho empezó a decir unas cosas bastante interesantes. “Tirano”, al parecer tenían algo en común: no tenían espacio dentro de este ambiente. Ambos eran vistos como mala influencia: Jun por ser un vago, y ahora el chico “agresivo”, con quien realmente nunca había congeniado en clase. Mira, le traía recuerdos de Fukawa Gou y todo… pero nadie, obviamente, NADIE reemplazaría a su querido pitufo naranja.

Pues yo, mi querido compañero soy —. Lanzó su toalla a un lado, aún con su cabellera húmeda. Apreció una grata sonrisa en su bello y pálido rostro, dejando mostrar su perfecta y blanquinosa dentadura. Una perfecta presentación para su allegado. Montándose sobre la banca donde se encontraba anteriormente sentado el opuesto, aclaró su voz y tomó una pose como si de un emperador se tratase. — ¡Nanahara Jun! — Exclamó en voz alta, haciendo resonar su voz dentro del cubículo. Ya los demás estaban acostumbrados a la voz implorosa del rubio, pero éste lacayo era su nueva inclusión y qué más que darle la perfecta presentación.

Un gusto hm… —. Entrecerró sus ojos, tratando de recordar el nombre del alumno. Ragn… Raggaa… ¿Cómo es que era? Se bajó del asiento y llevó sus manos a su cabeza, tratando de recordar el nombre del otro. Hacía mugidos extraños mientras sus palmas rodeaban su cráneo, hasta que por fin dio con el nombre.

Ragnar, ¿no? Jaja… —. Esbozó una sonrisa, seguida del escape de una risa ligera. Dio la vuelta, dando la espalda a su servidor, mientras terminaba de abotonarse su camisa. — Vaya nombre, excelente para un lacayo —. Aquí vamos, el ego de Jun había subido a tope, nuevamente creía que sus compañeros eran sus sirvientes, mientras él era el rey de todo el instituto. Bien, estaba equivocado, pero claro, esa idea la iba a desechar rápidamente, de todos modos lo está haciendo para ver qué tan “agresivo” puede llegar a ser el secundario. Solo era el comienzo del tertulio por parte del anfitrión Nanahara.


user posted image

I speak | "I think"
color: powderblue
PM
^
Ragnar de Francisco
 Posted: Apr 16 2017, 10:48 PM
Quote
Usuario
286 post
6490 Yenes
20-November 16
Balanceado

Independiente
Arcana: Judgment
Nivel: 13
Experiencia: 1000/1300
HP: 138
PM: 66
DH/C: 6

Hakumen


AWARDS







Nunca había visto semejante espectáculo para presentarse. La verdad, Jun era claramente la antítesis de los japoneses tímidos. Depues de su "presentación", trató de rocordar mi nombre. Al principio no le salía e incluso le llevo un rato para recordarlo. Lo más sorprendente no fueron los extraños sonidos que generaba, sino que al final se acordó de mi nombre.

- Vaya... Y yo que pensaba que nadie se había molestado en aprenderselo. -

Luego de esto se dá la vuelta y se pone la camisa, acto que yo imito. La cosa iba bien. Y digo "iba", porque el chaval me llamó lacayo. Al oír eso me quedo quieto, con la camisa sin abotonar y tratando de calmarme. Cosa que no sucedió.

- ¿Pero tu quien coño te has creido que eres? -

Porque la jaqueca me lo impedía, que sino iba a liarla parda. Me vino otra punzada de dolor en la parte derecha de la cara, por donde el ojo. Tras este dolor me lleve la mano al ojo y me tuve que sentar de nuevo. Traté de quedarme lo más inmóvil posible para que me pasara el dolor.

Tras un rato de puro aislamiento con el exterior en el que ignoraría a cuañquiera que me hablase, pude levantarme y respirar profundamente.

Lo que ví no me gustó. Dos compañeros de la clase estaban apuntando a nuestra dirección mientras se reían energeticamente.

- ¡¿De que hostia os reís vosotros?! ¡¿Acaso tengo que sacaros la respuesta por la fuerza?! -

Tras esto las risas cesaron. Un silencio sobrecojedor invadió el vestuario. Pasaron cinco segundos antes de que los dos graciosillos salieran por patas del vestuario. Tras este numerito, los demás retomaron la conversación de antes.

- Gilipollas... -

Murmuré sobre los dos de antes. Tras esto vuelvo a centrarme en el rubio egocéntrico.

- ¿Y tu que? Ahora ya sabes como me las gasto, así que si quieres problemas piensalo dos veces. -

QUOTE
Límite de Ragnar: 38%


¡Wubba Lubba Dub Dub!

user posted image
PMEmail
^
Jun Nanahara
 Posted: Apr 17 2017, 12:04 AM
Quote
Usuario
249 post
3160 Yenes
23-August 14
Luchador

Strega
Arcana: Tower
Nivel: 5
Experiencia: 225/300
HP: 100
PM: 26
DH/C: 4

Mara


AWARDS







¡Bingo! Fase 1 de Jun, completa. Logró captar completamente la atención de su lacayo, tan servicial. Haciéndole creer que era importante con tan solo recordar su nombre. Bien, Jun tiene memoria captiva y puede recordar todo lo que él desee… diablos, si hiciera uso de ese don lograría pasar con buenas notas todos sus exámenes, ¡pero bien! No es ese el caso. Sabe los nombres de cada uno de sus compañeros, sí señor, aunque hay uno que otro extranjero y los apellidos se vuelven unos trabalenguas para el muchacho de jovial actitud.

Apuntó su mirada al muchacho luego de tal respuesta, aún no había terminado de arreglarse, pues le faltaban sus clips de cabello: dos lindos ositos, qué monería. Colocándoselos, con cierto fastidio, suspiró hondo. Qué patético era el muchacho intentando molestarse, cuando cargaba encima una cefalea migrañosa, ¿no sabía que eso era peligroso? Dejó que se calmara, tampoco quería que le diera un derrame cerebral en esos instantes por la piña que le va a lanzar.

Solo quedaba colocarse el saco, pero eso ya lo haría en clases, o antes de que los encargados del comité estudiantil le reprochen el no utilizar el uniforme adecuadamente.

Por otro lado, dos estudiantes estaban entrometiendo sus narices. Jun, con poco interés, miró por el rabillo del ojo a los dos inútiles, quienes se reían de ambos por alguna razón. Qué poco temperamento tenía Ragnar-kun, murmurando entre dientes y luego lanzando esos zarpazos contra el rubio. Tapó su rostro con ambas palmas, haciendo de que lloraba; lágrimas de cocodrilo.

¿Por qué me tratas tan mal…? Ugu… —. Musitó el muchacho caucásico, simulando que lloraba como una magdalena, herido por los comentarios hirientes de su compañero. Acto siguiente dejó esbozar una sonrisa maliciosa, quitando ambas manos de sus óculos, tratando de penetrarle con su mirada y ambos zafiros que llevaba por ojos. Arqueó una ceja, ¿de verdad quería entrar en una riña contra Jun?

Te recomendaría no “amenazarme”, por favor —. Implicó el muchacho, acercándose hasta donde se encontraba recostado el muchacho. Colocando su rostro muy cerca del contrario, agravando más su voz. Digamos que, colocando “esa” voz que usa Jun para contraatacar una amenaza.

A menos de que sepas con quién te estás metiendo… no te lo recomendaría. —. Una ligera sonrisa se posó en aquellos labios rosados, declarándole la guerra a “Ragnar”. Si creía que Jun se sentiría intimidado por él, estaba equivocado. No era buena idea hacer tanto escándalo dentro de los vestidores, pero si la situación lo amerita, entonces manos a la obra.




user posted image

I speak | "I think"
color: powderblue
PM
^
Ragnar de Francisco
 Posted: Apr 17 2017, 01:43 PM
Quote
Usuario
286 post
6490 Yenes
20-November 16
Balanceado

Independiente
Arcana: Judgment
Nivel: 13
Experiencia: 1000/1300
HP: 138
PM: 66
DH/C: 6

Hakumen


AWARDS







«¡¿Por que?! ¡¿Por que me sigue desafiando?! ¡¿Por que no consigo alejar a todos de mí?! ¡¿Por que haga lo que haga, siempre me encuentro con alguien como él?! No lo entiendo, da igual cuanto me esfuerce por ser odiado, por ser repudiado, por ser rechazado, ya que siempre hay personas como él. Personas a las que no puedo intimidar, personas que me siguen desafiando, personas que me menosprecian, personas... personas... Personas que se preocupan por mí, personas que consiguen alegrarme el día, personas que logran que me olvide del pasado, personas que empiezo a apreciar. Ese es el autentico problema que tengo. Tengo miedo, miedo a volver a perder a alguien querido, miedo a volver a sentirme inútil, miedo a estar solo, y despues de tanto tiempo, consigo entenderlo. Entender que aún no había superado lo de Jin. Todo este tiempo he estado engañandome a mí mismo, me convencí de que estaba hacienlo lo correcto. Toda esta agresividad, todo este rencor, fue solo una mera ilusión, una pesadilla de la cual no lograba despertar. Pero ahora, ahora lo tengo claro. Ya sé realmente lo que quiero. Yo... Yo... ¡Quiero ser feliz!»

Tras esta larga reflexión, tuve que apartar la mirada de los ojos de Jun. Notaba los ojos húmedos, estaba al borde del llanto. Agaché la cabeza y cerré los ojos, pues aún tenía algo de lo que reflexionar.

«La loca de Nanami, la alegre de Yasu, la amable de Lucy, el curioso de Akira, la estrafararia de Emi, el misterioso Jaime, la odiosa de Maiko, la frágil de Ichi... Todos ellos hicieron que mi vida fuese interesante cada día. Je, y yo solo me comporté como un capullo al tratar de separarlos. Si me mirase Jin, de seguro me pegaba y me diría lo gilipollas que estoy siendo, y no le podría decir nada, pues tendría razón. »

Ya con la cabeza despejada, me acerqué más y más a Jun, y lo abracé. Seguro que no se lo esperaba, pero fue así. Le abracé fuertemente y con lágrimas de felicidad recorriendo mi rostro.

- Gracias tio. Lo necesitaba. -

Es verdad, necesitaba desahogarme, necesitaba en verdad librarme de toda la mierda que me consumía, y gracias a Jun, lo conseguí. Gracias a su desafío, conseguí percatarme del rumbo que estaba llevando. Un rumbo de odio y rencor que no me permitía renacer. Un rumbo que creía que era el correcto, cuando lo único que lograba era hundirme más y más en el pasado.
Pero ahora, ahora era libre.


QUOTE
Límite de Ragnar: Peace


¡Wubba Lubba Dub Dub!

user posted image
PMEmail
^
Jun Nanahara
 Posted: Apr 21 2017, 01:00 AM
Quote
Usuario
249 post
3160 Yenes
23-August 14
Luchador

Strega
Arcana: Tower
Nivel: 5
Experiencia: 225/300
HP: 100
PM: 26
DH/C: 4

Mara


AWARDS







Justo en el blanco, Jun Nanahara había dado en todo el blanco, ¿quizás? La sonrisa de satisfacción en la cara pálida del pelirrubio era incesable, tediosa, pero disfrutable. Ahora sí había aclarado sus límites con el compañero, seriamente. Pero, a ver, ¿tan fuerte fue lo que le dijo el muchacho al otro para hacerlo poner cabizbajo? Al parecer. Nanahara arqueó la espalda y luego se enderezó por completo, viendo la escena de silencio de parte de Ragnar.

Bien, eso lo estaba extrañando un poco. Ricitos de oro rascó su mentón, sin poder entender la actitud que estaba tomando el extranjero, pero antes de alejarse de su cara quizás pudo ver cómo el muchacho estaba… ¿lagrimeando? Jun de verdad no estaba entendiendo nada, lo único que podía hacer era no reírse de la miseria que estaba presenciando, y arquear su ceja era más que suficiente. Todo estaba bien, el momento de silencio era calmo, pero tenso… ¡era raro! Y aún más raro fue aquel afecto.

Un momento,
¿afecto?

Jun pudo sentir el abrazo cálido de parte de Ragnar, que bien no estaba tan mal, no estaba bien del todo tampoco. Quería riña, sangre, pelea, conflicto, guerra… pero estaba recibiendo un trato distinto. ¿Es esto… “amistad”? Qué extraño, qué extraño, qué extraño. Estaba hecho un lío, y escuchar el agradecimiento que el muchacho de ojos esmeralda produjo de sus cuerdas vocales lo lió más. Al parecer, lo hizo entrar en razón… ¿Será que le rompió algo en su cabecita?

¿Pero qué carajo te hice? —Dijo el rubio, soltándose de los brazos de Ragnar—. No estoy entendiendo del todo, pero… ¿de nada? —. Nanahara más que nadie sabía que entender un sentimiento de “afecto” no era nada más y nada menos que un grandísimo reto. No sabía congeniar, no sabía llevarse bien con nadie, a menos que fuera de la forma más hipócrita posible, pero estaban sus excepciones. Si… excepciones como el profesor Yudai. Ese hombre, de cierta forma, ayuda a Jun a aclarar sus ideas… ¿qué demonios? Entonces, es obvio, ambos Jun y Ragnar son similares: dos chicos que son incomprendibles y siempre están bajo el reto de la sociedad. Buscan ser odiados, pero siempre están aquellos que quieren comprobar lo opuesto.

Tsk, qué molesto.

El chico de orbes azules suspiró, muy hondo, casi como si se estuviese quedando sin aire dentro de sí; desinflándose. Rascó un poco su melena dorada antes de seguir hablando, pues se sentía totalmente incómodo—. Entiendo cómo te debes sentir. Buscar la desaprobación de los demás, pero aún así no consigues que te desaprueben como tal —. Qué mentes tan complejas las de estos muchachos, quizás sí—y solo sí—podría llevarse… “bien”, o mantendría buenas relaciones con este nuevo chico. Nanahara esbozó una sonrisa sincera, una de las que muy pocas se pueden notarse en su rostro, el cual tanto cuida como su vida propia. No objetó más nada, solo dejando que Ragnar pudiera declarar algo más y hacer el momento aún más incómodo (para Jun, obviamente).


user posted image

I speak | "I think"
color: powderblue
PM
^
Ragnar de Francisco
 Posted: Apr 23 2017, 07:06 PM
Quote
Usuario
286 post
6490 Yenes
20-November 16
Balanceado

Independiente
Arcana: Judgment
Nivel: 13
Experiencia: 1000/1300
HP: 138
PM: 66
DH/C: 6

Hakumen


AWARDS







Me limpié las lagrimas con la manga de la camisa. La verdad, hacía demasiado tiempo que no lloraba, era una sensación extraña. Era muy consciente de que la situación se había vuelto muy extraña, por no decir incomoda para Jun (se le notaba en la cara).

- Entonces sabrás lo difícil que puede resultar a veces, sobre todo cuando los demás no te comprenden o no saben por lo que uno a pasado. Sim embargo creo que eres diferente. Nose como explicarlo, pero creo que nos podemos entender bien. -

Me estaba costando buscar las palabras adecuadas para explicarle la situación, y era difícil, pues ni yo sabía que esto acabaría así. Tal vez he estado demasiado tiempo cabreado.

Lo difícil ahora era continuar. Se notaba que ni yo y ni él eramos muy buenos con el tema de socializar y eso se veía reflejado en el incomodo silencio que se había producido entre ambos y que solo fue interrumpido por la charla de los otros chicos de nuestra clase. Tal vez sea mejor empezar de cero.

- Bueno... ¿Que tal si empezamos de cero? -

Era la única idea que tenía. Así que le extendí la mano.

- Ragnar de Francisco, encantado de conocerte Jun Nanahara. -

En cuanto me diera la mano me acabaría de vestir. Mientras tanto, estoy a la espera de su reacción con una media sonrisa en mi boca que se manifestó de forma involuntaria, pero sincera.

QUOTE
Límite de Ragnar: Sigue en Paz


¡Wubba Lubba Dub Dub!

user posted image
PMEmail
^
Jun Nanahara
 Posted: May 20 2017, 09:34 PM
Quote
Usuario
249 post
3160 Yenes
23-August 14
Luchador

Strega
Arcana: Tower
Nivel: 5
Experiencia: 225/300
HP: 100
PM: 26
DH/C: 4

Mara


AWARDS







Sí, supongo… —. No estaba acostumbrado, para nada. No estaba acostumbrado a empatizar con nadie. No estaba acostumbrado a escuchar a nadie. Su mero ego no lo dejaba ser una persona “normal”. ¿Normal? ¡Pero si él es lo más normal del mundo! Era único, único en su especie. Pero así como era único en su especie, podía sentir la soledad. Era “único” después de todo. Lo único no tiene copia, lo único es… único. Bien, que no se quería poner triste, pero el tema lo tenía así.

Por primera vez, después de tanto tiempo, había entendido nuevamente qué era la empatía, siendo él una persona totalmente repelente. Un pasado trágico, eso era lo que compartían. ¿Era eso lo que llamaban las personas sabias como “destino”? Parecía serlo. No quería admitirlo, no quería mostrarse tan amable porque no quería formar un lazo de amistad con un simple estudiante de secundaria.

…pero hay que doblegar.

Mucho gusto, Ragey —. “Ragey”, como en inglés: Rage. Furia, porque ese niño es esa palabra. Ese punto le gusta al rubio. Un muchacho con problemas de ira, y Jun, un muchacho con psicosis… bueno, no diagnosticada, pero algún tornillo debe estar flojo en esa cabeza suya. Hizo un apretón de manos con el contrario, sonriendo como si fuera el Guasón mismo, luego soltándolo para terminar de arreglarse el uniforme y demás. Ahora, ¿qué? ¿Cómo funcionaba esto de “socializar”?

Tomó su bolsa, sacando del mismo su teléfono celular. No tenía nada en su bandeja de mensajes, ni siquiera de su mamá. De un minuto a otro su semblante cambió a uno netamente serio. Guardó su teléfono dentro de su mochila y volteó su mirada hasta Ragnar, sonriéndole para que no notara su descontento.

Huuuuuuuuuuuuuuh, ¿ahora qué? ¿Qué clase sigue después de P.E? –. A decir verdad, no se veía muy tentado de asistir a la siguiente hora. Como cosa rara: Jun pensando en saltarse las clases, por esa razón fue que repitió el año. Sus óculos azulejos fijos en el rostro del compañero, esperando una respuesta próxima. El ambiente, por suerte, ya no era tenso… era un poco más agradable. Aunque, ni tanto, por la bulla de los otros mocosos que estudiaban con ellos dos.


user posted image

I speak | "I think"
color: powderblue
PM
^
Ragnar de Francisco
 Posted: May 20 2017, 10:16 PM
Quote
Usuario
286 post
6490 Yenes
20-November 16
Balanceado

Independiente
Arcana: Judgment
Nivel: 13
Experiencia: 1000/1300
HP: 138
PM: 66
DH/C: 6

Hakumen


AWARDS







¿Ragey? Ragey, Ragey,... Suena mucho a rage. ¿Una parodia de mi nombre y de mi mala leche? Lo más probable, pero reconozco que fue ingenioso e incluso me gusta un poco, pero tampoco se lo pienso hacer saber, para que no se le suba el ego.

Mientras me acababa de vestir, Jun me preguntó cual era la siguiente clase que teníamos. - Química, pero técnicamente es hora libre, pues parece ser que el profesor no vino hoy. - Hora libre, genial, una maldita hora de mi vida que perderé estando con esa clase de mendrugos. O tal vez...

- Jun. - Me acerqué para que nadie nos oyera. - ¿Te parece que nos saltemos ya las clases que quedan? - Dije esbozando una sonrisa lobuna. - Decimos que me encuentro mal y que tu me vas a acompañar a fuera a que me vengan a recoger. No nos diran nada, pues tenemos hora libre y así le ahorras trabajo al profesorado. Una vez fuera vamos a donde tengo aparcada la moto y nos piramos. - Tambien si el chico prefiere quedarse lo entenderé, siempre y cuando no se chive. - ¿Que me dices? -

Mientras esperaba a que respondiera, acabé de vestirme y recogí mis cosas. Ya estaba listo para irme de aquí, lo único que me faltaba era saber si me iría solo o acompañado.

QUOTE
Límite de Ragnar: 0%


¡Wubba Lubba Dub Dub!

user posted image
PMEmail
^
1 User(s) are reading this topic (1 Guests and 0 Anonymous Users)
0 Members:

Opciones de tema
Responder
Nuevo Tema
Nueva Encuesta