Shintarō Kurokami -- Independiente

EDAD
28 Años
ARCANA
Emperor
ESTILO DE COMBATE
Balanceado
CLASE DE ARMA
Puños americanos
RESISTENCIA
Contundente
DEBILIDAD
Garu
FÍSICOS UTILIZADOS
Personaje: Nicolas Browm - Gangsta
Persona: Rider - FATE/STAY night
STATS
Nivel: 5   HP: 92   PM: 42   DH/C: 4   Exp: 196/300

No hay nada como una siesta luego de leer un libro y escuchar música. Glorias de la vida. Si hay algo que me gusta hacer, definitivamente es dormir; duermo al menos tres veces durante el día sin incluir la noche. También soy muy perezoso y muchas veces estaré somnoliento por los pasillos, bostezando cuando esté aburrido y distraído incluso cuando esté dando clases. Cuando debo salir por las noches, aprovecho toda la tarde para reponer energías y preparó mucho café antes de hacer cualquier labor. ¿Mi pasión?, la historia. Ver y escuchar legendarios hombres y mujeres del pasado que lograron caminar sobre todo tropiezo y dificultad... eso me apasiona. Cosas como hombres conquistando el mundo, o mujeres que pelearon a capa y espada por su libertad, esas cosas ya no se ven en estos tiempos, es triste. La música es el arte que debe conocer cualquier persona, todo ser humano o incluso todo ser vivo en este planeta debe apreciar la música. Es el néctar de la vida, lo que mantiene en pie a casi cualquier hombre sobre la tierra. Como instructor de música es mi adoración, no puedo vivir sin al menos escuchar en el día un solo de guitarra, una pieza de jazz o las cuatro estaciones de Vivaldi. Conmigo pueden faltar a clase, dormir o jugar... ...pero recuerden la tercera ley de Newton No me importa si mis estudiantes no asisten a clases, soy un hombre despreocupado, no me voy a molestar o estresar con cosas como esas. Ellos deben de saber que tenemos el don del libre albedrío, si no estudian perderán en los exámenes. Me gustan los niños, los adolescentes y también los bebés. Tengo la paciencia y la tranquilidad para estar con ellos. No suelo jugar juegos de casi ningún tipo, tal vez algo deportivo, prefiero estar leyendo algo o escuchando música mientras intento relajarme y despejar la mente. Eso sí, ellos saben que soy de mano firme, mi palabra es una orden absoluta y también saben que odio repetir. Mi decisión es final y no voy a cambiarla ...bajo ninguna circunstancia. Siempre actué como el hombre que controla a todos y a todo, no desde un punto negativo de manipulador o jefe gruñón... más bien... desde la perspectiva de tener todo bajo orden y que todo esté estable. Si algo se me escapa de las manos me siento mal y asumo completa culpa, aún si es algo imposible que no ocurra. No soy de las personas que tambalean. Si me levanto, lo hago con firmeza. Si digo algo, no voy a cambiarlo. Si prometo algo, lo cumplo por más difícil que sea el obstáculo. No me voy a detener por nada ni por nadie, mi sueño ya está realizado pero si tengo algo en mente a corto plazo lo realizaré aunque me gaste la vida en ello. Un estomago lleno hace feliz a cualquier hombre. Disfruto de comer, tal vez no tanto como de dormir pero... si estoy satisfecho con una buena comida mis probabilidades de quedar inmediatamente dormido es casi del 99%. Soy demasiado quisquilloso con el sabor de los alimentos y mucho más si es comprado, no me da vergüenza ni remordimiento decir la verdad. Si algo está mal, lo está y una mentira no lo va a arreglar. Lo siento mucho pero así son las cosas gústele a quien le guste.

- ¿Que si soy como los hombres de los libros?, para nada. Lo mucho que he hecho por esta sociedad es enseñar y dar mi sabiduría a las próximas generaciones, eso es todo lo que este héroe ha hecho... mi padre hizo más por su país que yo realmente. Pero la historia de todo hombre o mujer debe contarse desde el principio… escucha esto atentamente, tú, el que está leyendo en estos momentos. Te contaré lo que fue de mí en un tiempo muy atrás. Todo comenzó en un hospital, realmente... no, todo comenzó cuando estaba en una cuna, eso es lo que más recuerdo de mi pasado a consciencia. En el techo, muy arriba de mí, había una hermosa constelación de planetas. Me sentía como todo un dios que podría destruir la tierra con solo aplastar esa pelota con mis rellenas manitas de bebé grande. Lo primero que vi fue a mi mamá, levantándome y poniéndome en pie... no recordaba que ya sabía caminar. Papá fue un hombre de guerra, un soldado. Muchas veces no lo veíamos por años y luego regresaba por unos días, por mucho un mes. Cuando tenía una edad suficiente como para estár con él alejado de mamá. Papá me llevaba a su batallón para pasearme por allí. Sus amigos soldados también gustaban de "enseñarme" sobre lo que era ser un hombre, no entendía ni una palabra de ellos... de hecho, no recuerdo que fue lo que me dijeron aquellas veces, lo que si puedo recordar con lucidez fue el momento en que papá me montó en un tanque, fue muy divertido. Mamá no se queda atrás... ella era la heroína de la casa, tantos quehaceres y ella no se quejaba en absoluto. Siempre me rescató de tantas cosas que me pasaban por ser tan tonto incluso cuando tenía la edad de diez años. Mamá... ¿Cuentos para dormir?, ¡no!, me encanta escuchar la historia de hombres y mujeres que hicieron proezas por el mundo, ¡naciones enteras que lograron grandes cosas!, esas sociedades que revolucionaron nuestra manera de pensar y que ahora somos lo que somos por ellos. ¿Caperucita roja?, no, Juana de Arco que murió siendo una mujer fuerte y determinada que liberó a su nación. ¿La bella durmiente? ¡qué va!, Gengis Kan conquistando el mundo con sus hombres. ¿El patito feo? ¡por favor!, ¡el gran imperio romano!, el más grande y poderoso del mundo barriendo con toda nación. Amo esas historias, incluso hoy las admiro con más corazón que antes. Ese fue el último año de mi querido padre. Él me había regalado unas placas en una cadena, era algo que había obtenido durante su labor, me las dio para que no lo extrañase pero lo irónico de todo fue que murió en su viaje. Fue algo devastador para toda la familia... nuestra pequeña familia ahora de dos personas. Sabía que papá me regañaría por llorar su muerte. "Un héroe tarde o temprano tendrá que morir", él tal vez no fue un hombre famoso ni hizo grandes cosas como individuo pero para mí, siempre será un gran hombre como en los libros de historia. Tuve muchas novias, pero a ellas solo le importaban cosas vanas de la vida, tal vez era un poco maduro para las chicas y prefería estar con amigos que les gustaran mis gustos de lectura. No era algo común pero siempre había alguien que conocía de algún personaje histórico o algún hecho que cambió el pasado. Así crecí hasta mi carrera final, licenciado como profesor de historia. El diploma era lo de menos, el cartón no me importaba... quería enseñar sobre la historia, conocer más, aprender mientras instruía. Mi pasión por la música vino de una novia que tuve hace unos años atrás, ella tocaba el violín y gracias a mi madre siempre tuve un aprecio por la música en general. Decidí comenzar a tocar diversos instrumentos hasta que vi la guitarra, su melodía es hermosa... me enamoré completamente de aquella acústica. Pasé el resto de mis días hasta la actualidad practicando a pesar de que ella rompió conmigo. Mudanzas, cada año y poco más nos trasladábamos a un lugar diferente. Tal vez lejos tal vez cerca, lo que el humor de mamá decidiera. Estuve con ella hasta los veinticinco años (si, soy un bebé grande). Luego de ello, cuando vine a Tatsumi Port Island, la iba a traer conmigo pero ella decidió estar en un asilo, con mujeres y hombres de su propia edad. En parte tenía razón, así que pago mensualmente su estadía allá, mi hermosa heroína que tanto hizo por mí. Actualmente trabajo como docente en Gekkoukan. El olor del uniforme en los jóvenes y los gritos intensos me hacen sentir bien en cierta forma, aunque no me quitan lo perezoso que puedo llegar a ser. Mis clases son simples: línea del tiempo, personaje, sociedad y que hizo para hacer este un lugar diferente sea bueno o malo. Esa es toda mi historia, no es muy larga y tampoco es “wow”, espero no te hayas dormido leyéndola porque si no ya estaría equivocándome en hacer una biografía en primera persona.

¿Qué sé hacer?, tocar casi cualquier instrumento... los de viento son difíciles pero no imposibles. Duermo demasiado y siempre uso gafas... al menos el 80% del tiempo. Parezco alguien gruñón y aburrido a simple vista pero es que no puedo evitar a veces dormir incluso estando en pie. En un libro de Yokais, vi por casualidad sobre el Hakutako. Un ser usualmente descrito como un león gigante que aconsejaba a los emperadores con muchas virtudes. Tomo mucho café... es mi enemigo y mi amigo, tal vez lo único que me mantiene despierto después de un buen libro.

Registro: 16-August 15
Última Visita: Jul 20 2017, 09:03 PM
Post: 54
Yenes: 2485

ARMA


HABILIDAD
DESCRIPCIÓN
COSTE
DAÑO
OBJETIVO