Jack Itami -- Independiente

EDAD
18 Años
ARCANA
Chariot
ESTILO DE COMBATE
Luchador
CLASE DE ARMA
Espada a una mano
RESISTENCIA
Bufu
DEBILIDAD
Garu
FÍSICOS UTILIZADOS
Personaje: Kamui - Gintama
Persona: Eva 01 - Neon Genesis Evangelion
STATS
Nivel: 6   HP: 118   PM: 30   DH/C: 4   Exp: 116/400

Jack es una persona seria, de carácter firme e ideas claras. Siente un gran respeto por la disciplina y es un conscripto con un enorme potencial para ser líder, pues sus órdenes siempre son claras y precisas, sin que nadie se atreva a cuestionar su autoridad. Su seriedad y frialdad transmite ese tipo de respeto, sobre todo este primer factor, siendo alguien de pocas palabras y que muy rara vez expresa sus sentimientos. Sabe perfectamente la responsabilidad que conlleva manejar a un grupo de soldados, y que según cómo sean sus órdenes puede llevar a esos soldados a una muerte segura.

Su expresión varía entre la seriedad y la neutralidad, siendo muy atípico el verlo sonreír. Sin embargo, eso no quiere decir que no sienta nada. Es cierto que no es la persona más emotiva del planeta, pero eso no justifica el que no sea sensible o empático. Se preocupa por sus camaradas y aquellas personas en las que ha depositado su confianza. Procura hacer todo lo posible para protegerlas y siempre piensa sus acciones, tratando de hacer el menor daño posible. Sin embargo, al ser un líder, no debe mostrar abiertamente esos sentimientos y de ahí que oculte todo tras una expresión seria y algo distante.

No se deja adular por las palabras ya que prefiere guiarse por las acciones que por las falsas promesas. Es algo desconfiado con la gente que no conoce, pero una vez esas personas se ganan su confianza éstas pasan a ser alguien a quienes tiene en alta estima, a pesar que no sea alguien que halague con palabras.

Posee una complexión delgada, pero a pesar de ello muestra la mente y madurez de un adulto, así como la astucia propia de un soldado que ha pasado por todo tipo de penurias. Es fácil hacerle enfadar, pero muy difícil que se enfurezca hasta el punto de perder los estribos. Tiene la paciencia justa y siempre parece tener una palabra para cada situación.

Suele molestarse por las cosas poco serias, como los abucheos de una multitud, las voces demasiado altas y sobre todo las acciones cometidas de manera imprudente. Con ese tipo de personas tiene muy poca paciencia y suele ignorarlas o darles miradas de advertencia para que corrijan su actitud.

Es bastante perfeccionista y tiene una obsesión insana por el orden y la limpieza.

Posee un trastorno de identidad disociativo el cual hace que cambia de personalidad por la de Jack The Riper.

Cuando sucumbe a su personaje Jack el destripador muestra su verdadera naturaleza la de alguien que ama las batallas y la sangre y que disfruta con el sufrimiento y la agonía de los demás.

En este estado su rostro cambia en gran medida mostrando una gran sonrisa lobuna y cargada de sarcasmo revela el morboso placer y desprecio que siente al ver perecer a los que se lo merecen bajo sus manos.

Desde que tengo uso de razón siempre tuve una arma en mis manos. No se mucho de mis auténticos padres pues me separe de ellos con tan sólo dos años. Nunca supe más de ellos y lo único que se es que me vendieron a un señor de la guerra por un saco de patatas, las cuales estaban roidas por las alimañas. Es gracioso no? Mi vida valía menos que un saco de patatas roidas, creo que por eso y por el trato que recibí es por lo que no aprecie la vida desde un inicio.

Cuando ya podía portar un arma yo y los otros niños que estaban en las mismas condiciones empezamos nuestro entrenamiento. No existía el sentimiento de compañerismo ni de amabilidad y cualquiera que lo mostrará era desechado, pero sabíamos que debíamos ayudarnos si queríamos sobrevivir, tan solo era cuestión de no mostrar debilidad delante de los adultos.

Así fue como pasé mi infancia. Al acabar con el entrenamiento los dos más capacitados tendrían que pelear a muerte solo con los puños, el ganador ser convertiría en el líder de los niños de guerra. Así fue como acabé liderando a mis "compañeros". Después de eso nos dieron nuestros primeros nombres, era extraño pues hasta ahora nunca tuvimos un nombre, aunque más que nombres fueron apodos, los cuales eran dados por nuestras capacidades físicas o por la apariencia. El mio fue mamba blanca, pues era el único que tenía la piel blanca y eso siempre llamaba la atención a los demás, supongo que fue en ese momento en el que me dí cuenta de que era diferente, por eso y porque a diferencia de los demás no sentía dolor al ser golpeado.

Nos encargabamos de misiones fáciles y de limpieza como ellos lo llamaban y no erá recomendable volver sucios pues nuestro líder era una especie de maniático de la limpieza y siempre nos daba una paliza o nos encerraban en una jaula durante todo el día a la intemperie sin comida ni bebida a cualquiera que ensuciase lo más mínimo las instalaciones en donde vivíamos. Para enseñarnos el valor de la limpieza nos ordenaban limpiar todos los días nuestro "hogar" lo cual no erá fácil, pues los niños vivíamos en una antigua mina de hierro abandonada y ya me diréis como íbamos a mantener limpio una mina.

En la quinta misión que fuimos me ordenaron que entrase en unas chabolas que utilizaba el enemigo como hospital improvisado, nuestro objetivo era simple, matarlos a todos. Así fue como con un cuchillo y mientras todos dormían que los tuvimos que matar a todos uno a uno, nos llevo más de cuatro horas, pero lo logramos, al volver y debido a que fui el que más personas mate aquella noche empezaron a llamarme Jack The Riper.

En la séptima misión fui herido en el hombro por una bala, no me dí cuenta asta que se me empezó a nublar la vista por la pérdida de sangre, nos habían tendido una emboscada y nos atraparon a todos.

Cuando recuperé el conocimiento estaba tumbado en una cama y era atendido por un hombre. Estuve bajo sus cuidados unos seis meses pues no sólo tenía que ocuparse de la herida sino también del deplorable estado el cual teníamos todos por los últimos años de vivir en tan bajas condiciones de salud e higiene.

Cuando me recupere el hombre que me salvó la vida me dijo que si quería vivir con el, al parecer me empezó a coger cariño y quería sacarme de áfrica para vivir con el en Japón. No tenía nada así que fue fácil la elección.

Ya en Japón y con Abuto como padre, me empezó a enseñar como debía comportarme para no tener ningún problema con la ley. No me fue fácil, pero aprendí como contenerme y ahora me iba a ir a vivir a las residencias de mi nuevo instituto.

Se sabe que posee un trastorno obsesivo compulsivo por la limpieza.

Jack duerme entre 5 y 4 horas diarias.

Cuando sucumbe a su personaje Jack The Riper suele ser cuando está en peligro.

Se dejó el nombre de Jack por el simple hecho de que se acostumbró a el.

Se sabe que creció y vivió en Malí, pero el no nació en Malí sino que es extranjero aunque no se sabe donde nació.

Jack nació con analgesia congénita, que resumiendo hace que no sienta dolor.

Registro: 4-December 16
Última Visita: Yesterday at 03:34 pm
Post: 73
Yenes: 1170

ARMA


HABILIDAD
DESCRIPCIÓN
COSTE
DAÑO
OBJETIVO