Archie Woodgate -- Independiente

EDAD
35 Años
ARCANA
Hierophant
ESTILO DE COMBATE
Luchador
CLASE DE ARMA
Puños
RESISTENCIA
Contundente
DEBILIDAD
Perforante
FÍSICOS UTILIZADOS
Personaje: Munehisa Iwai - Persona 5
Persona: Kohryu - Shin Megami Tensei
STATS
Nivel: 2   HP: 80   PM: 22   DH/C: 3   Exp: 50/100

Un hombre ligado a lo correcto y la verdad, lo justo y lo que dictan las normas de lo moral.

Se enfada cuando alguien hace un acto en contra de la integridad de otra persona, pero se enfadaría más dejar su puesto de trabajo.

No es un hombre de risas, muy serio durante su servicio. Fuera de él intenta mejorar su condición física, lo cuál es sólo un día entre toda la semana (exceptuando días festivos).

Decisivo y fuerte, alguien que no da un pie atrás cuando la adversidad se avecina, y que en realidad no teme en perder su vida, después de todo son los gajes del oficio.

Gusta de observar la situación con paciencia, no apurarse ni ser presionado en tomar una decisión, y, si las cosas salen mal, siempre puede voluntariamente anteponerse él al peligro o dar prioridad a su protegido/a.

Su vida es ser guardaespaldas, ha estado con muchos señores y damas que ha adoptado fácilmente la personalidad de cada una de ellas, no se molesta con facilidad, ni aún si la otra persona se esfuerza en inquietarlo.

Continuando con los gajes del oficio: no se molesta de la desnudez, tampoco de las acciones de sus señores, pues no es nadie para criticar a quien le da de comer... ¿o si?. Aunque vaya en contra de sus principios propios no cambiaría las labores de su trabajo por lo que cree justo.

Según quien proteja, puede adoptar una posición más cercana o lejana, usualmente trata bien y aconseja a quien hace el bien, volviéndose un guardián y un fiel consejero y seguidor... por otro lado, puede volverse distante y cortante con quien hace el mal o es para su propio beneficio.

No teme a la muerte ni a matar a otro.

AMA los animales, pero se refrena.

Una historia trágica, de muertes, familias perdidas o destrozadas y abandono... no, Archie tuvo una infancia como la de cualquiera: Crecer en un barrio sencillo y humilde, donde los niños salían a montar sus bicicletas y recorrer el barrio, donde tomaban dados, movían sus fichas y peleaban por ver quien ganaba, tal vez con algo de brusqueza pero al final todos reconciliados... algo envidiable de todo niño.

Mamá y Papá, un hermano y un perro, esa era la pequeña familia de Archie. No tenían lujos, no tenían nada que envidiar a otros, pero al menos eran una familia feliz. Vivieron en uno de los barrios bajos de Inglaterra, de esos que una persona común desearía borrar de su país para mejorarlo, donde había que mirar de lado a lado porque la policía no hacía su guardia ni labor como era debido... aun con todo eso, Archie era feliz.

El trabajo era lo que dificultaba las cosas a Archie, pues por la misma economía de sus padres, cayó en la realidad de que todo se conseguía con dinero, y así es como se vivía en realidad, así fue como él, entre su nube de felicidad, se percató de lo infelices que eran sus padres pobres, y del esfuerzo que hacían para que él y su hermano salieran adelante y no les faltara la comida en sus estómagos.

Archie trabajó desde corta edad y tuvo el aprecio a la labor desde muy joven. Primero pagaba sus cosas para que sus padres no tuvieran que mantenerlo, haciéndoles un gran favor. No tuvo la oportunidad de ir a la universidad aunque era lo que más quería, trabajó simplemente como mesero y cuidador de niños y ayudó a su familia en lo que pudo.

Los trabajos cambiaban mucho, seis meses era lo mínimo en que se quedaría en uno, intentando progresar y ganar aún más. ¿Moverse?, sin problemas, el trabajo era prioridad... "trabajo trabajo trabajo" era lo único que resonaba en su mente, pues un niño que vivió en pobreza no sabía lo que era tener dinero real en sus manos, y se estaba agradando de llevar una vida cada vez mejor.

Entre tantos trabajos y pedidos, incluso llegó a servir de vigilante, y de allí a guardaespaldas. Lo hacía muy bien, recibió diversos disparos y cortes de otros enemigos pero aún así no dejaba su trabajo... le daba mucho dinero como para hacerlo. Terminó moviéndose de lado a lado, cambiando de señor, pudiendo poner a su familia en un mejor lugar para vivir y ayudando (irónicamente) a su hermano mayor también.

Así, entre cambiando de señor y de país terminó ubicando a su nueva protegida, una idol de la que se reconocía mucho en su ubicación actual, y como no, cuando ella dijo "quiero irme de vacaciones", todos los guardaespaldas incluyéndose él tuvieron que viajar con ella... el destino: Port Island.

- Le gustan los gatos... pero mantiene su compostura cuando ve uno.

Registro: 18-April 17
Última Visita: Sep 18 2017, 07:05 AM
Post: 8
Yenes: 0

ARMA


HABILIDAD
DESCRIPCIÓN
COSTE
DAÑO
OBJETIVO