Kazuma Yudai -- W.H.S

EDAD
33 años
ARCANA
Hanged
ESTILO DE COMBATE
Mágico
CLASE DE ARMA
Pistolas
RESISTENCIA
Bufu / Agi
DEBILIDAD
Zio
FÍSICOS UTILIZADOS
Personaje: Graves - League of Legends
Persona: Ubelluris - Shin Megami Tensei
STATS
Nivel: 24   HP: 228   PM: 135   DH/C: 6   Exp: 607/1500

Kazuma es un hombre muy serio a primera impresión, incluso llegar a verse deprimido con su mirada caída y sus ojos sin vida, pero conociéndolo mejor termina por ser una persona agradable e incluso divertida, diciendo las cosas como son pero con un poco de humor.

Tiende a gustarle los climas húmedos, lluviosos y nublados, las temperaturas bajas y por sobre todo, mojarse en la misma lluvia aún si las personas lo ven extraño, a pesar de llevar usualmente sus atuendos que parecen muy calientes, el prefiere estar sin mucha ropa salvo una Bermuda listo para nadar.

Con respecto a estar con las personas, no se siente en absoluto incomodo con alguien sea hombre o mujer, si está con una mujer usualmente hará alguno que otro cumplido resaltando su belleza o inteligencia, en una forma de alago y si por el contrario está con un hombre lo más probable es que terminé golpeándolo suavemente en la espalda o en el pectoral en señal de amistad. Cuando se trata de grupos grandes se aleja, trata de estar disperso e intenta no hablar ni llamar la atención, se siente incomodo aún si el grupo es conformado por personas que conoce, esto no aplica en momentos de emergencia o de importancia como un combate.

Sus alimentos favoritos son el helado, el chocolate y el pan en general... le disgusta el brócoli y la calabaza, y suele beber demasiado, sobre todo agua o bebidas con alcohol. Le gusta los animales y se siente atraído por las serpientes y las arañas aunque prefiere la compañía de un buen canino, sus razas favoritas son los Labrador retriever y el Husky siberiano.

Cuando está enfrentando a algo o alguien suele siempre fumar y sostener su cigarro con los dientes, es alguien quien en cualquier momento podría colapsar en nervios y más si ve que otras personas están siendo lastimadas, por lo que fumar le tranquiliza a pesar de ser nocivo para su propia salud... pero no le suele dar importancia a su propio cuerpo sino que se preocupa por los de su alrededor, además que su enfermedad terminal terminaría matándolo antes que el cigarrillo.

La vida de Kazuma fue muy turbulenta, desde pequeño siempre soñó con ser un nadador olímpico, surcar las aguas con la gracia de algún animal marino, incluso se encontraba a él bajo el mar como alguna especie de tritón y nadando con los peces, adoraba la idea de vivir en el agua.

Cuando llegó a la edad de 14 años, sus padres al ver su devota pasión por nadar y el agua decidieron invertir en un curso de natación, que con el tiempo fue mejorando hasta llamar al atención de un entrenador profesional, pero el dinero no era suficiente para poder sostener un curso profesional de natación pero ellos invertirían todo por su hijo, él aunque fuera pequeño sabía la situación de sus padres y no quería que sufrieran a causa de él, así que rechazó su sueño para que sus padres no sufrieran, aunque estaba destrozado por dentro se sentía feliz al ver a sus padres llevar una vida tranquila. Kazuma a la edad de 16 empezó a trabajar bajo la custodia de su padre, sacrificando su tiempo para ganar más dinero, a la edad de 17 con ayuda de sus padres lograron reunir lo suficiente para que pudiera tener un entrenador profesional de natación, Kazuma no podía de la alegría, incluso logró llorar de la emoción al saber que su gran sueño se cumpliría.

El entrenamiento era duro, forzoso y por sobre todo costoso, pero Kazuma lucharía por su sueño sin dar un paso atrás, solo veía adelante y nada ni nadie lo detendría, empezó a competir a nivel local, departamental e incluso llegó a un nivel nacional, ganando medallas y trofeos llegó hasta muy alto, su pasión era pura y nata y eso fue lo que le hizo llegar hasta donde estaba.

Pasaron los años, a la edad de 23 estaría participando en un torneo internacional, empezaba a tener las miradas de representantes quien obviamente su entrenador hizo trato con uno de ellos, prometiendo grandes cantidades de dinero... pero Kazuma solo quería ganar una medalla olímpica, y ser el mejor nadador existente, batir un récord mundial inclusive. Durante el viaje a un país diferente, conoció a lo que sería la mujer esperada para él, el joven Kazuma nunca había sentido algo tan grande por alguien del género contrario... su relación creció rápidamente, hasta llegar a ser una pareja comprometida: ella lo entendía y lo ayudaba, él se preocupaba por ella, incluso se quedó en aquel país para estar solamente con ella... Japón.

El amor hizo que la pareja se casara a la edad de 24 años, eran bastante felices juntos, él estaba en la cima de su vida: Un sueño a punto de realizar y una familia feliz, estaría participando por las olimpiadas para estar completamente realizado, de hecho... ya había pasado todas las pruebas técnicas y de salud, su firma... todo estaba ya listo para entrar, obviamente el lugar de las olimpiadas era en otro país por lo que, con una emotiva despedida él se despide de ella para ir a realizar su sueño, volvería con una medalla de oro y un récord mundial, o eso fue lo que le prometió a su mujer.

El viaje fue largo, pero estaba solo a unos pasos de realizarse, adentro de los camerinos esperaba a la presentación de los países participantes, ¡él era el encargado de liderar el grupo de deportistas!, nada podía ir mejor hasta que recibió una llamada del hospital, su esposa estaba gravemente enferma y se encontraba hospitalizada, inclusive podría perder su vida y la de su futura hija, ambos al mismo tiempo. Él al saber lo que estaba pasando, salió huyendo de los camerinos atravesando cuanta seguridad se encontraba y tomó el vuelo más rápido al país donde se encontraba su mujer, Japón... tirando a la basura todo por lo que había luchado en los últimos 20 años, sus esfuerzos, sus sacrificios... su sueño de toda la vida.

Cuando llegó al lugar, vio a su esposa con tubos y maquinas alrededor de ella, era algo por lo que nadie quisiera pasar, ver a un ser querido en tales condiciones era desesperanzador y destrozante, él aunque quisiera desahogarse con todas sus fuerzas se contenía para que su esposa no sufriera o se desanimara, con el tiempo y con él a su lado recibió el alta para ir a su casa y guardar reposo.

Su mujer estaba a unos meses de cumplir la gestación completa, él necesitaba recibir ingresos de alguna manera, estaba consumiendo todos los ahorros y el dinero para su jubilación como deportista profesional, pero valía la pena... después de todo ella lo era todo para él, ella y su futura hija, el tiempo pasaba, ella mejoraba lentamente hasta que en una noche lluviosa rompió fuente, debían ir al hospital para preparar el parto de su futura hija.

El parto duró aproximadamente 4 horas o más, el estrés era impresionante, nos sabía como controlar sus nervios, ¿estará bien? ¿que pasaría si algo sale mal?, él no sabía como calmarse... hasta que encontró a otro en su misma situación quien le brindó lo que sería un mal para él, un cigarro... el lo tomó y empezó a fumar a una velocidad impresionante, a pesar de que le empezó a calmar las ansias seguía desesperado, el tiempo simplemente no pasaba en ese lugar hasta que el doctor salió de aquella sala con una mirada caída, no eran para nada buenas noticias... su esposa no soportó el dar a luz a su hija, quien a su vez su hija resultó muy enferma y tuvo que ser retenida en el hospital para una recuperación.

El dinero no alcanzó salvo para pagar la salida de su hija y para los primeros 3 años de vida, Kazuma a la edad de 27 años tuvo que buscar otra fuente de ingresos para que su hija sobreviviera, haciendo trabajos forzados, algo que nunca haría normalmente hasta que encontró un hombre de un grupo extraño de delincuencia quien le ofreció dinero y protección para él y su hija, no tenía opciones, estaba acorralado... con ellos empezó una vida de trabajos para una organización secreta y privada, lo dotaron con una enorme escopeta para escoltar personas de alto nivel, era peligroso, era delicado... recibió muchas heridas de bala y cortes de espadas en su cuerpo, pero eso no era nada para él, lo hacía por su hija, para su bienestar, no importaba que tan duro fuera, sacaría adelante los sueños de su hija cualquiera que fuera, por su esposa.

A la edad de 30 años, había aprendido mucho a usar su nueva arma, el dinero parecía no ser problema ahora, aunque su vida fuera dura no le importaba, su hija se veía feliz... pero una noche, estando en su propia casa, recibió una visita inesperada, personas enemigas empezaron a atacar aquel lugar, su hija por desgracia estaba allí también, los hombres querían venganza por las cosas que había hecho, y con un disparo a su hija saldarían la deuda, la policía local estaba llegando, se escuchaban las sirenas a lo lejos, decidieron hacerlo rápido, dispararon apuntando a su rostro pero Kazuma con su cuerpo logró evitarlo, recibiendo el disparo por ella, un disparo en lo que sería su costado dejándolo gravemente herido incluso haciendo que pierda el conocimiento en ese mismo lugar.

Al despertar en el hospital, tuvo la suerte de no quedar lesionado, pero algo peor le esperaba... el disparo que había recibido estaba bañado en un tóxico usado para matar a la persona aún si el propio disparo no lo mataba, aumentando el daño causado, balas usadas en esos grupos para no dejar viva a la persona por ninguna razón, las toxinas que habían entrado en su cuerpo había hecho un daño irreparable a su corazón, los médicos le pronosticaron una enfermedad terminal del corazón, no sobreviviría más de 15 años. Él estaba muy desanimado con la noticia, pero no le dio importancia al saber que su hija estaba perfectamente bien, por su bienestar debía cambiar de vida y de trabajo, por lo que se mudó muy cerca de una escuela, el Gekkoukan High School, podría intentar solicitar un empleo allí, pero no tenía como ser profesor... pero salvo por un título para enseñar era un profesional en natación y tenía como validarlo, su pasión no se había muerto a pesar de haber renunciado a sus sueños por su mujer muerta y su hija, con ayuda de su antiguo representante quien curioso escuchó su historia pudo ingresar a ese lugar, además de ser un profesor de educación física también servía como instructor para el grupo de natación quien prontamente se supo sobre él y su pasado.

- Kazuma sabe como cocinar y lo hace muy bien ya que debía hacerlo para su hija.

- Fuera de su trabajo fuma para calmar los ánimos, no le gusta hacerlo frente a sus estudiantes ya que el enseña lo malo que es el tabaco para la salud y más para un deportista.

- Tiene un tatuaje pequeño en su brazo izquierdo.

- Se le ve mirando a la distancia como si esperara algo en particular.

- Conserva su anillo de compromiso, el cual es hecho de oro.

- Su hija se llama Isabella, sin embargo, prefirió cambiarle su nombre a uno más normal en Japón.

- No le gusta mucho usar su arma pesada ya que le trae algunos malos recuerdos.

- En algunas ocasiones le dan leves dolores a causa de las toxinas en su corazón.

Registro: 8-November 14
Última Visita: Yesterday at 04:01 pm
Post: 3.778
Yenes: 24015

ARMA


HABILIDAD
DESCRIPCIÓN
COSTE
DAÑO
OBJETIVO


Última fecha de habilidad solicitada: 23/09/2017