Yuzuki Yudai -- Contra Nyx

EDAD
9 Años
ARCANA
Fortune
ESTILO DE COMBATE
Shadow
CLASE DE ARMA
Arcos
RESISTENCIA
Contundente
DEBILIDAD
Bufu
FÍSICOS UTILIZADOS
Personaje: Yamame Kurodani - Touhou Project
Persona: ClockWork god - Shim Megami Tensei series
STATS
Nivel: 12   HP: 169   PM: 91   DH/C: 3   Exp: 393/1150

Desconociendo su pasado. Yuzuki, llamada así por su "padre", es una niña quien siente total inseguridad en todo lo que la rodea. Teme salir sola del lugar adoptivo al que fue acogida esperando lo peor a su alrededor. Teniendo siempre una actitud mala frente a los eventos que ocurren a en su entorno y al de los demás, llevándola a pensar en negativo y terminar siendo calificada como "pesimista".

Apodada a sí misma como "la niña del infortunio", Yuzuki parece tener un destino desafortunado en cada acción y reacción. Necesitando ser fuerte, llega a sobrestimarse demasiado haciéndola parecer una persona llena de soberbia.

Muchas veces, cuando la oportunidad se le presenta, juega bromas a sus nuevos compañeros y personas cercanas, haciéndola una niña bromista pero que solo le alegran a ella y a nadie más.

Se recuerda muchas veces que no tiene un pasado, siendo a veces alguien olvidadiza incluso de su propio nombre. Aunque intenta cambiarlo carece de la voluntad para hacerlo.

Una niña abandonada aparece en una calle, donde la luna verde ilumina el cielo con todo su esplendor, y el lamento fúnebre se escucha en la distancia. Los ataúdes que adornan las calles se ven como un patio de juegos para la nueva nacida de lo desconocido. Careciendo de muchas virtudes, la niña sin nombre se levanta del suelo frío observando con temor e inseguridad todo lo que le rodea, ¿donde estaba? ¿quien era ella?, infinidades de preguntas pasaban por su cabeza en ese momento, pero la más fuerte era... "Quien... ¿quien eres tú?".

La pequeña observaba a una figura extraña acercándose a ella de forma poco amigable, tuvo la "buena" suerte de haber despertado cerca de un grupo de sombras quienes merodeaban en busca de presas frágiles como ella. Aunque gritara y manoteara, ella fue atacada severamente por los enemigos.

Lastimada y herida, se levantó de nuevo del suelo, caminó por el lamentable lugar, rodeada de un atmósfera que no podía describir. Temiendo lo peor.

La pequeña continuó caminando hasta lograr escuchar los pasos de un hombre a la distancia, se acercaba con más fuerza. Ella, asustada, intentó hallar refugio pero la suerte le volvió a pasar factura, esta vez, dejándola completamente en campo abierto sin donde poder ocultarse, sin donde sentirse segura.

Resignandose a su destino, decidió cubrirse los ojos, comenzó a llorar, sabía que iba a perecer allí. Pero la presencia se quedó de pie frente a ella quien levantó su mirada para ver al monstruoso enemigo... un humano.

"¿Hey? ¡estás herida!, como... ¿como te llamas?" dijo la figura masculina, un hombre alto y corpulento quien parecía preocupado por haber visto a una niña pequeña, sangrando y con moretones en su cuerpo, llevando absolutamente nada encima.

Ella negó con la cabeza, para luego, decir lo único que sabía. "No sé... no... no sé quien soy o que soy..." El llanto comenzó de nuevo a mostrarse, ablandando el corazón del hombre quien tenía en frente. Sin mucho pensarlo, él inclinó su mano hacia ella, ofreciendo ayuda. Ella sonrió levemente mientras aceptaba su mano.

El hombre al ver su estado, se quitó la única prenda que llevaba y se la puso a ella, quedando casi como un vestido de largo hasta sus tobillos, así, la chica se aferró al hombre quien la comenzó a proteger de los entes que allí rondaban.

El tiempo pasó y el sujeto que la había recogido no pudo hallar información sobre ella. Los dos estaban con la misma duda desde el principio, "¿quien era ella? ¿de donde viene?". Kazuma, el hombre que la ayudó, le dio un nombre. "Yuzuki" que significa "Dulzura"... pero también "Superioridad". La chica adoptó ese nombre como suyo y también el apellido de aquél hombre considerándolo un padre.

Kazuma quiso que su nueva "hija" fuera alguien más común que solo una niña caminante, por lo que la inscribió en la primaria de Gekkoukan donde comenzaría a tener una vida "normal". Lo que él no sabía, era que no es una niña normal, tal vez... ni siquiera humana. Pero esas cosas se irán desvelando con el tiempo.

- Le gusta que su padre le cocine.
- Le gusta hacer bromas a los demás, sobre todo con arañas.
- Le gustan mucho los arácnidos.
- Le gusta la carne.
- Le gusta salir acompañada de alguien, aunque sea una persona negativa.

Registro: 13-July 15
Última Visita: Yesterday at 04:01 pm
Post: 89
Yenes: 1560

ARMA


HABILIDAD
DESCRIPCIÓN
COSTE
DAÑO
OBJETIVO


Última fecha de habilidad solicitada: No Information