Yuu Kazuya -- Independiente

EDAD
26 Años
ARCANA
Tower
ESTILO DE COMBATE
Luchador
CLASE DE ARMA
Espada a una mano
RESISTENCIA
Agi
DEBILIDAD
Bufu
FÍSICOS UTILIZADOS
Personaje: Mirokuji Yuuya – Re:Creators
Persona: Sacred Creed Kuronagimaru – Re:Creators
STATS
Nivel: 4   HP: 100   PM: 26   DH/C: 4   Exp: 17/200

Para ser alguien de su edad, resulta ser una persona con poca inspiración para lo que es correcto. Posee un sentido de responsabilidad mas propio de alguien que busca su beneficio personal, llegando a responder al deber solo porque eso le provee de algo que se ajusta a sus gustos, y eso llega a ser, por supuesto, la violencia. Se considera dueño de su propia vida, y solo habrá de esforzarse por él y por el bien de su entretenimiento. La compañía no es algo desagradable, más no debe confundirse con alguien que sea dado a mantener una amistad en el sentido mas puro de la palabra. Mas allá de ser arrogante, se puede considerar como alguien egoísta, y eso se refleja en su modo de realizar “Amistades” o al socializar; él interactúa con otros solo por su valor personal, y lo que puede crecer con eso, mas que por el bien ajeno.

En general, es un cretino. Tiene poca apreciación hacia las normas, y las veces en las que se toma la atribución de hablar, puede costarle parar. No es socialmente inepto ni mucho menos convierte un dialogo común en agresiones, tan solo resulta ser alguien con poca empatía. Por supuesto, no quiere decir que no pueda mostrar interés en otros, aunque eso es mas guiado por las intenciones que pueda tener al acercarse a alguien, o al permitir que otros le hablen.

Irónicamente, es alguien que puede brindar “Consejos” de una forma peculiar, al mencionar no lo que se debería hacer y brindar contención, sino mostrando lo opuesto a ello y provocando una realización personal de los problemas.

En otro de sus aspectos mas apreciables, es su gusto por la violencia. Producto de sentir que lo mas importante en el mundo, es hacer lo que se quiere.

El pasado de Yuu no sería tan relevante de no ser porque a temprana edad, tuvo la bendición de la fortuna en la forma de su madre. No se habla específicamente de que haya sido una bondadosa y noble mujer al lado de un excelente padre, sino de una jugosa y casi incalculable herencia que dejó su difunto abuelo a su hija. Su vida pasó a ser en un abrir y cerrar de ojos, un sueño que muchas personas suelen tener en alguna etapa, y eso que él ni siquiera era consciente de todo lo que implica ser parte de un grupo acaudalado.

Lejos de ser criado con los valores de apreciación adecuados, para así promover una actitud agradecida y consciente con respecto a los recursos, Yuu creció rodeado de muchos lujos y caprichos que terminaron creando a un niño que, como menos, era despreciable. Evidentemente, ser mimado de manera alarmante no solo estaba siendo un obstáculo para socializar, sino que estaba creándose enemigos gracias a su actitud tan poco agradable.

Sin embargo, lejos de mejorar, sus padres solo inculcaron en él una idea mucho peor: ser elitista.

Demandando entonces instructores que pudieran entrenarlo en el combate, aprendió durante su adolescencia los beneficios de las artes marciales, en especial las doctrinas del kendo. Día tras día, cierto número de profesores acudían a la propiedad de los Kazuya, con la finalidad de enseñar a Yuu las bondades de las técnicas de la espada japonesa, como también su valor artístico y disciplinario. Por supuesto, tales enseñanzas no le eran de utilidad, así que solo decidió escuchar a aquellos maestros que se regían netamente por el profesionalismo de un contrato pagado, y nada más.

El problema llegó cuando demostró en una competencia escolar sus dotes en la disciplina, y habría sido tal vez algo mucho menos perjudicial si hubiese perdido… Pero no, por desgracia, resultó ser el ganador. ¿Por qué eso llegó a ser algo contraproducente? Si al fin y al cabo, su intención era ser elitista…

Y entendió que los méritos, con poca humildad, no son bien recibidos. O bueno, mas que entenderlo, pudo notar cómo funcionaba la mentalidad de las personas alrededor de gente como él.

Yuu no cambió demasiado en los años venideros, aunque sí se convirtió en lo que vendría a ser un delincuente juvenil. Harto de cómo sus logros no valían de nada sin amistades, y como a veces las amistades no servían de nada sin logros, terminó por llegar a la adultez siendo alguien con poco respeto por las normas, entablando acuerdos con gente de dudosa reputación, y convirtiéndose en un conocido en los bajos fondos de la sociedad.

Ahora... ¿Que queda por hacer? Seguir viviendo, no hay otra alternativa.

- No es alguien de entrada desagradable, tan solo alguien de poca empatía.

- Es alguien dado a los vicios, sin ser alguien vicioso. Puede controlar el consumo de cafeína y nicotina, solo no quiere hacerlo.

- Le gusta la comida chatarra, a cierto nivel. Tampoco quiere que la misma le cause complicaciones de salud.

- Le gusta mucho el dinero. Le da libertad, según él.

- Si hay algo que especialmente le gusta, es la ropa costosa. No importa demasiado lo elaborada que sea, sino que tan cara puede llegar a ser.

Registro: 11-May 17
Última Visita: Sep 20 2017, 10:20 PM
Post: 45
Yenes: 690

ARMA


HABILIDAD
DESCRIPCIÓN
COSTE
DAÑO
OBJETIVO