Shinjiro Aragaki -- S.E.E.S.

EDAD
17 Años
ARCANA
Hierophant
ESTILO DE COMBATE
Luchador
CLASE DE ARMA
Hachas
RESISTENCIA
Cortante
DEBILIDAD
Bufu
FÍSICOS UTILIZADOS
Personaje: Shinjiro Aragaki - Persona 3
Persona: Castor - Persona 3
STATS
Nivel: 6   HP: 118   PM: 30   DH/C: 4   Exp: 77/400

¿Has visto a ese hombre lejano, silencioso y frío que ronda como un alma en pena por Port Island? Cual fantasma del pasado, su presencia no pasa inadvertida. Menuda ironía, ¿verdad? Y es que son justamente esos demonios los que lo atormentan, carcomiendolo vivo, consumiéndolo lentamente. Ese hombre en cuestión tiene nombre y es tal cual lo ves, impenetrable como un duro bloque de hielo. Frío, al igual que sus palabras y su mirada. Casi inquebrantable.

Pocos han sido los capaces de penetrar esa coraza y ver cómo es realmente, ver esa cara oculta que camufla bajo una perenne mueca de disgusto. Y es que da igual, intentes lo que intentes o digas lo que digas, lo único que recibirás a cambio será una mirada de soslayo o, en el mejor de los casos, un chasqueo de lengua seguido de un incómodo silencio. No digas que no has sido avisado, Shinjiro no posee precisamente el don de la palabra... Ni ninguno, a decir verdad... Si ser un jodido antisocial no cuenta como tal, claro. No le culpes, bastante que hace intentando hilar cinco palabras seguidas... Tres de las cuales serán malsonantes, por cierto.

Difícil de tratar, tozudo y silencioso, como la falsa calma que precede a la tormenta, mostrando siempre una cruda imagen avinagrada que infunde respeto y miedo a aquellos a su alrededor... Justo tal y como desea. Y no, no es una mera apariencia aunque, para su desgracia, su condición humana no le exime de tener sentimientos.... Muchos más de los que le gustaría.

Podríamos resumir la vida de Shinjiro en apenas un par de palabras, usando la misma cantidad de vocablos que el propio Aragaki usaría. Pero al igual que su personalidad, las cosas no son lo que parecen. La expresión de no juzgar un libro por su portada jamás había tenido tanto sentido... Más o menos.

Desde su más tierna infancia ya demostró que no era alguien fácil de tratar precisamente aunque, a decir verdad, tampoco es que la vida de un huérfano sea la mejor de todas, ¿verdad? Testarudo, antipático y duro de roer; su inconformista forma de ser ya daba a entender desde joven que su “singular” personalidad no le traería más que problemas. ¡Y tampoco es que vayamos demasiado desencaminados! Pero, al igual que su marca fuese su mal carácter, también lo era su dedicación hacia los demás. Por ello, se convirtió en uno de los primeros integrantes de S.E.E.S., haciendo uso de su Persona, Castor, para combatir a aquellos monstruos. Para contribuir a la causa común hasta... Hasta ese momento. Aquella fatídica noche en la que todo cambió. Para todos, para él.

Aún recuerda los acontecimientos. Imborrables, vívidos, grabados a fuego. ¿Es impotencia eso que siente? Puede, no por nada aquello supuso un punto de inflexión en su vida, en su personalidad y en sus relaciones.
Quizás no fuese intencionado, quizás no fuese su culpa, quizás fuese simplemente un capricho del destino... Después de todo, sólo era un joven incapaz de controlar a su propia Persona. Quizás sí o quizás no. Fuese como fuese, aquel desliz había salido caro, llevándose consigo la vida de una inocente. Quizás... Quizás jamás debería haber tenido aquel poder, en primer lugar.
Aquello no fue sino el comienzo del fin, culminando con un repentino cambio en el psique del joven, convirtiéndose en una mera sombra de lo que una vez fue. Comenzó a aislarse cada vez más del resto, a frecuentar lugares de dudosa moralidad, a dejarse ver en malas compañías... Hasta ahora. Recientemente ha aceptado unirse nuevamente al grupo del que una vez fue miembro. ¿Sus motivos? Intenta averiguarlos tras esos fríos ojos grises.

→ Él y su gorra son uno. No preguntes.

→ Lo mismo podríamos decir de su abrigo, da igual el tiempo que haga, siempre lo llevará puesto. ¿La razón? Dejémoslo en que es bastante friolero... Sí, más o menos.

→ Amante de los animales y de la cocina. Con esa cara de perro rabioso, cualquiera lo diría, ¿a que sí?

Registro: 18-February 15
Última Visita: Jul 22 2017, 01:14 PM
Post: 80
Yenes: 1730

ARMA


HABILIDAD
DESCRIPCIÓN
COSTE
DAÑO
OBJETIVO