Cerrado
Nuevo Tema
Nueva Encuesta

 Kazuhiko Fukui Di
Kazuhiko Fukui
 Posted: Feb 14 2018, 02:40 AM
Quote
Usuario
79 post
680 Yenes
14-February 18
Táctico

Independiente
Arcana: Priestess
Nivel: 4
Experiencia: 61/200
HP: 29
PM: 16
DH/C: 4

Rubí


AWARDS

N/A






Nombre: Kazuhiko
Apellido: Fukui
Edad: 17
Arcana: Priestess
Estilo de combate: táctico
Bando: --------.
Arma: Abanico
Resistencia: Hama
Debilidad: Zio
Físico del personaje: Original – Mizuguchi
Físico de la persona: Rubí – Serie Final Fantasy
Psicología:
  A primera vista, podrías describir a Kazu como un chico alegre, animado a más no poder y con una confianza en sí mismo innata. La típica persona que parece no tener ni la más mínima preocupación en el mundo al margen de la típica que tienen los estudiantes: la escuela, el club y, en su caso, su trabajo, el cual ocupa mucho más tiempo del que le gustaría. Si se necesita a alguien con quien hablar, él será el primero en prestarte uno o los dos oídos con tal de que te sientas mejor.

Esto, por supuesto, significa que es una persona fácil de engañar. No pensará demasiado en que le están engañando. Esto, por desgracia, se da a la inversa cuando está en una situación límite, haciendo que cuanto más estresado esté sea más difícil convencerle de hacer algo, incluso si ese algo es, de hecho, algo que lo beneficia. Se preocupa demasiado por todo y empieza a demostrar una falta enorme de confianza en sí mismo.

Y es que casi todo lo que una persona ve nada más conocer al chico no es más que una fachada. Su verdadero yo, aquel que no quiere mostrar ante nadie, es el de un joven que se encuentra mintiendo en todo momento de su vida y que ha adoptado esa mentira como parte de sí mismo a pesar de despreciar por completo las mentiras. Este hecho hace que esa confianza que tanto muestra sea, en realidad, un acto. Un acto que solo deja escapar cuando está en su club, lugar en el que se siente completamente liberado gracias a la música.

Lleno de defectos y siendo tan inocente, sin embargo, intenta ayudar a los demás de forma sincera (dentro de lo que la mentira le permite). Pero no es capaz de evitar sentirse como un hipócrita cuando pide que confíen en él cuando ni él mismo lo haría. Atrapado en la celda llamada “Kazuhiro”, Kazuhiko no es capaz de salir del rol del joven que debe demostrar ser siempre lo que él nunca fue.


Historia:
  Kazuhiko (Kazu, para abreviar) no es hijo único. Tuvo un hermano gemelo, de nombre Kazuhiro (a quien llamaremos Hiro). Vivieron todos felices durante muchos años. Sin embargo, siempre ocurría que Hiro destacaba en todo. Ya sea en socialización o en estudios, Kazu se quedaba atrás en todo. La música podría ser la única excepción y esto se debía a que al hermano no le interesaba ese pasatiempo. Él prefería las actividades sociales antes que las musicales o las más personales.

Sin embargo, estas diferencias no hicieron que los hermanos se llevasen mal. Todo lo contrario. Kazu y Hiro estaban juntos en todo momento. No había día que no fuese así, haciendo que en muchísimas ocasiones los confundieran. Intentaban hacer lo posible para evitarlo, pero no era posible. Ni siquiera sus padres los podían distinguir. Tal era la confusión que una vez llevaron a Hiro por error a las clases de música a las que debía asistir su hermano y, por supuesto, llevaron a Kazu a jugar un partido de fútbol. Cabe destacar que a ninguno le gustó aquel error.

La complicidad entre los dos era enorme. Su lazo, inquebrantable. Ambos tenían amigos, pero sabían que si había una sola persona en la que pudieran de verdad confiar, esos serían ellos mismos. Se tenían para todo tipo de trastadas propias de los niños pequeños y, si había alguna pelea, un hermano acudía siempre a la ayuda del otro Debido al bullying, Kazu siempre recibía ayuda, en lugar de poder dársela a su hermano.

Sin embargo, hubo una pequeña tensión entre los dos cuando cumplieron los doce años. Esta tensión se puede clasificar bajo el nombre de «calificación académica». Kazu siempre fue superado por su hermano y, como eran gemelos, era de esperar que los padres los comparasen constantemente. Así, Hiro se convirtió en el hijo modélico, mientras que Kazu se convirtió en la sombra del hermano al que, a pesar de este roce, siempre quiso y admiró. Se sorprendió mucho cuando se enteró de que Hiro iba a ser modelo, pero lo vio como una de las tantísimas cosas que podía hacer y que él no. Lo vio natural.

Lo que él no se esperó fue que aquel trabajo fuera tan estresante para Hiro, quien buscó refugió en Kazu. Por sugerencia del mismo, le contaron a los padres el problema que tenía: el niño tenía 16 años; quería jugar con los amigos y poder hacer las cosas típicas. El trabajo de modelo le estaba pidiendo demasiado tiempo y no por los horarios en sí, sino porque el mánager que lo estaba dirigiendo le intentaba meter cada vez más presión para que aceptara otras ofertas cuando aquel joven solo lo hacía por afición.

Pero no servía. Aquello llegó hasta un punto en que Hiro estaba asustado: empezó a escuchar voces en su cabeza y confesó que creía haberse vuelto loco. Kazu, preocupado por ver derrumbarse al hermano que tanto admiraba, decidió aquella noche dormir juntos en la misma cama como hicieron cuando eran niños pequeños.

Aquella fue la primera vez que Kazu experimentó la hora oscura de forma consciente. Su hermano lo despertó, asustado, minutos antes de que se iniciara. Para cuando sucedió, Kazu estaba sentado en una silla que daba a la ventana. El color de la luna fue lo primero de lo que se percató. Lo siguiente fueron las tumbas. No fue hasta unos segundos después que Kazu se dio cuenta de lo que llamaba más la atención: las calles estaban llenas de sangre. Cuando fue a hablar con su hermano, se dio cuenta de que ya no estaba. La puerta de la habitación estaba abierta.

Kazu corrió, buscando la ayuda de lo que en circunstancias normales serían las mejores opciones: sus padres. El joven creyó haberse vuelto loco cuando vio los ataúdes, perfectamente colocados en la cama que antes estaba ocupando aquel matrimonio. Pero antes de intentar siquiera tocarlos, salió corriendo para buscar a su hermano.

No sabe qué fue lo primero: si aquella experiencia sobrenatural acabara o ver a su hermano sin responder en absoluto, como si fuera un zombi. No fue hasta que lo llevaron al hospital que descubrió la existencia del síndrome de apatía.

Kazu intentó explicarles a sus padres lo que pasó. Quiso decirles todo lo que había visto, pero los padres simplemente lo achacaron a que estaba sonámbulo y que despertó cuando lo vio ya así. El joven no podía creerlo y paso varias noches durmiendo mal.

Pero que los padres lo creyeran no fue lo peor para Kazu. Lo peor fue el trauma que recibieron los padres. Un trauma tan grande que sus cerebros hicieron que tomaran la decisión que más podría herir a su hijo.

«Kazuhiro, ¿qué le ha pasado a tu hermano?»

Es decir, sus cerebros procesaron que el que padecía del síndrome de apatía era él y que era Hiro el que estaba bien. El doctor que se encargó de recibir a la familia fue el único que también lo supo. Sin embargo, por recomendación de ese mismo doctor, se le pidió a Kazu que fingiera ser su hermano hasta que el trauma fuese menor.

En ese momento, Kazu dejó de ser él mismo para convertirse en otra persona. Dejo de ser Kazuhiko para ser Kazuhiro a ojos de todos. Al final, su hermano acabó falleciendo. Fue una experiencia muy agridulce que le dieran el pésame por su propia muerte. Ni siquiera pudo llorar aquel día. No hasta que empezó a escuchar música. Y no fue hasta tres meses después del suceso de la Hora Oscura que Kazuhiko pudo dormir bien.

Ahora, con la transformación más que lista, Kazu empezó a vivir como si fuera su hermano, haciendo lo que él creía que él haría, siempre al mismo tiempo buscando saber qué fue lo que pasó. Sabía que no fue ninguna alucinación. Era demasiado extraña como para serlo. Y no la había experimentado una sola vez. Le pasó ya varias. Incluso si no era tan inteligente como su hermano, él sabía que la sangre, la luna verde y los ataúdes tenían algo que ver con lo que le pasó a su hermano.

Pero, ¿cómo hablar de eso cuando hay un 99% de posibilidades de que lo tomen por loco?

Otros Datos:
– Tiene una pequeña gran obsesión por la música. Es capaz de quedarse embobado escuchando música.
– Para dormir siempre se pone unos auriculares con música para escucharla.
– Su instrumento favorito es el violín y adora la música clásica.
– Sabe tocar tanto el violín como el piano.
– Le pueden los libros románticos.
– Aunque es secreto, le encanta leer manga y jugar videojuegos.
– De vez en cuando canta y, cuando lo hace, puede alterar mucho su voz hasta llegar a parecer una mujer cantando.
– Su madre le enseñó algunos bailes tradicionales japoneses cuando era niño tanto a él como a su hermano. Aunque no le gustaban las lecciones, al final acabó aprendiéndolos.
– Siempre pide que lo llamen “Kazu”, cuando lo llaman “Kazuhiro”.
– Aunque no es famoso (para su alivio), trabaja como modelo.
– Debido a las necesidades de su trabajo, tuvo que aprender a hablar el inglés y el español a una velocidad descomunal. Los materiales de estudio de su hermano le fueron tremendamente útiles.
– Aunque ha experimentado la hora oscura en numerosas ocasiones, casi todos esos momentos se limitaron a él durmiendo salvo por un periodo excepcional.
– Su asignatura favorita es música.
– Se le dan fatal las ciencias y la filosofía.
– Le encantan los gatos.
– Tiene un absoluto pavor a la hora oscura.
PM
^
Theodore
 Posted: Feb 14 2018, 04:03 AM
Quote
Usuario
1193 post
5 Yenes
27-April 14
Administración

Velvet Room
Arcana: Fool
Nivel: 99
Experiencia: N/A
HP: N/A
PM: N/A
DH/C: N/A

Abaddon


AWARDS







Ficha Aceptada
Ficha aceptada. Por favor pasa por los registros y pide tu primera skill para comenzar a rolear.

Una vez hagas los registros y peticiones tu ficha se convertirá en tu inventario, ya que se han pasado los datos a tu perfil y este mensaje será eliminado.
PMEmail
^
1 User(s) are reading this topic (1 Guests and 0 Anonymous Users)
0 Members:

Opciones de tema
Cerrado
Nuevo Tema
Nueva Encuesta