Sadako Sonozaki -- Independiente

EDAD
18 Años
ARCANA
Magician
ESTILO DE COMBATE
Táctico
CLASE DE ARMA
Dagas
RESISTENCIA
Mudo
DEBILIDAD
Agi
FÍSICOS UTILIZADOS
Personaje: Haruna Niekawa - Durarara!!
Persona: Saya True Form - Saya no Uta
STATS
Nivel: 8   HP: 41   PM: 24   DH/C: 4   Exp: 170/600

Ante nosotros tenemos a una inteligente psicópata de dudosa cordura. Una manipuladora asesina de la hora oscura que disfruta aniquilando a sus víctimas con crueldad para saquearlas y sobrevivir en una sociedad para la que no está preparada. No tiene logros ni propósitos, su existencia es parasitaria y solamente tiene la necesidad de sobrevivir y hacerse más fuerte. Su interacción con otras personas es muy diversa porque puede intentar engañar, puede intentar colaborar o puede intentar matar. Normalmente suele hablar con un tono muy tranquilo, suave, pausado, como hablar con una muñeca que está rota con una macabra sonrisa dibujada en su rostro. Cuando se emociona, empieza a reírse y con las manos alzadas suele dar vueltas sobre sí misma con alegría y felicidad. Puede lograr a enfadarse pero es muy raro conseguirlo, en sí no tiene motivos de peso para poder llegar a ser enfada. Pero si los llega a tener, simplemente gritará que mueras mientras se lanza al cuello buscando cumplir el objetivo.

Como existencia parasitaria siempre buscará a alguien fuerte o que con su ayuda pueda mejorar y se aprovechará de ello. Cuando obtenga a su persona, ofrecerá apoyo y potenciar a sus compañeros para ir tras ellos y escalar en “la cadena alimenticia” de los caminantes de la hora oscura. ¿Esto quiere decir que es una causa perdida? Todo lo contrario, el mejor ejemplo a poner es que es un lienzo en blanco y todo lo que viva con los demás, irá definiendo si será un cuadro bello y colorido o bizarro y retorcido. Puede que quien la ayude a descubrir cual será objetivo puedas ser tú, para bien o para mal.

Sadako nació en el seno de una adinerada familia en la que los miembros de esta eran reconocidos científicos en el campo de la biología. Tenían un historial limpio con buenos hallazgos a sus espaldas, hasta que el padre de la protagonista de esta historia se hizo cabeza de familia. Ella era una hija no deseada producto del adulterio, una bastarda, de la cual el hombre se quería deshacer de cualquier forma posible. Su madre por el contrario la quería tener, quería cuidar esa nueva vida que estaba creciendo dentro de ella. Era una situación bastante complicada para ese señor y para que no fuera descubierto el “pastel” su solución fue simple y drástica. El día de nacimiento del bebé era el momento de provocar la muerte de la señora haciendo parecer que la causa del fallecimiento fue el parto. Tenía los suficientes contactos para lograrlo, no solo eso, si no que también quiso llevarse a la recién nacida pero no a su hogar.

A partir de ese momento su vida se desarrolló dentro de un gran laboratorio, confinada en una cámara especial. Claramente necesitó ser criada, enseñarla a andar, leer, escribir, esperar a que creciese un poco antes de convertirse en el experimento de su padre. Sadako tenía permitido pasear bajo vigilancia por las áreas del recinto a la edad de ocho años, pudiendo observar todos los horrores que ocurrían en las demás habitaciones por los distintos ventanales, con una alargada sonrisa. Para lo que una persona sería un lugar infernal, para ella era el pan de cada día, algo completamente normal. Dentro de su cámara empezó a priorizar libros sobre la anatomía humana, disecciones e incluso química.

El día que ocurrió una gran explosión fue cuando su vida dio otro gran giro, el último paso que necesitaba para convertirse en un monstruo. La hora oscura apareció junto al tártarus y ella podía transitarla debido a la cercanía que tuvo al accidente a pesar de ser ajena a ello, aunque no por mucho tiempo. Empezó a mostrar a su padre la inteligencia que ella poseía, su razonamiento, todo el potencial que guardaba. Quiso darla una oportunidad y dejar lo de experimento humano como segundo plano, ella observaría y tomaría nota de lo que estaban llevando a cabo para su aprendizaje. Evidentemente no iba a dejar a una niña de ocho años hacer prácticas con el equipo, primero había que nutrirla con conocimientos y mostrarla como había que proceder con cada sujeto.

Una vez alcanzada la edad de los catorce fue cuando comenzó a actuar. Alguien estaba totalmente en contra de que esa joven estuviese ahí con ellos, diciendo que era un estorbo y que debería estar siendo carne para los experimentos. Era bastante molesto y había que deshacerse de él. Provocó una pequeña avería en el incinerador, el cual era responsabilidad de ese señor. Una vez fue a arreglarlo, le explotó en la cara muriendo en el acto y una vez lo arreglaron ella mostró a su padre que sabía manejarlo con la apropiada seguridad. Volvió a su cámara con una alargada sonrisa macabra al haber recibido la responsabilidad de manejar semejante artilugio.

Con el paso del tiempo la relación con su hija fue más sólida, la escuchaba, tenía en cuenta su opinión, demostraba que sus decisiones eran correctas. Comprendió que ella era una genio y que podía usarla para su beneficio y éxito. Pero no cayó que el que estaba siendo utilizado era él, pues le estaba lavando el cerebro poco a poco mostrándole que todo el mundo estaba en su contra cada vez que tenía discrepancias con sus compañeros. Provocaba situaciones que le mostraban como que quisiesen robar sus logros, apoderarse de lo que él y su familia conseguían con el paso del tiempo.

A sus dieciocho años inició el acto final. Cuando el hombre había perdido toda su cordura, le murmuró suavemente cerca de su oído. - Mátalos, mátalos a todos… o ellos te matarán a ti… - “¿Cómo podía dudar? Su hija perfecta, su creación absoluta no podía estar equivocada si no esos traidores, que querían usurpar lo que no era suyo”. Acabado el trabajo dio con ella en el pasillo, lo miraba con sus enormes pupilas rojas mientras las luces parpadeaban. - Te quiero papá. - Fue lo último que escuchó antes de encontrársela de cara y ser acuchillado entre carcajadas y sangre.

El recinto quedó abandonado y en el olvido. Las familias nunca supieron que pasó con los suyos, desaparecieron, toda conexión con ese lugar era nula. Pues dejó libre el gas para que se extendiese por todas las salas acabando con una gran explosión cuando este conectó con el incinerador. Borrados para siempre, convertidos en cenizas.

Ahora estaba sola en el mundo, no tenía hogar, dinero ni nada que comer. Pero la hora oscura proveía de sustento, esas víctimas que entraban sin poder usar su “Persona” las asesinaba y saqueaba sus cuerpos en busca de dinero, documentación y todo lo que pudiese obtener. De esta manera pudo conseguir un techo en el que resguardarse, un plato caliente de comida que llevarse a la boca. Sin embargo este no era su final feliz, pues a pesar de lo bien que lo ha calculado todo, dejar vacías varias cuentas bancarias usando los cajeros es un buen rastro que seguir. Así que esa fue la manera en la que empezó su vida como persona y criminal.

Le encanta: Danzar, destruir, aprovecharse de los demás, el conocimiento y la hora oscura.

Odia: El que los planes salgan mal, intentar detenerla, gente irrazonable (relativamente), la sociedad y su sistema.

Registro: 15-September 17
Última Visita: Jan 7 2018, 04:32 AM
Post: 51
Yenes: 280

ARMA


HABILIDAD
DESCRIPCIÓN
COSTE
DAÑO
OBJETIVO


Última fecha de habilidad solicitada: JAN 4 2018