Nozomi Fujioka -- Independiente

EDAD
16 Años
ARCANA
Priestess
ESTILO DE COMBATE
Mágico
CLASE DE ARMA
Abanicos
RESISTENCIA
Garu
DEBILIDAD
Agi
FÍSICOS UTILIZADOS
Personaje: Ushio - Kantai Collection
Persona: Scathach - Shin Megami Tensei
STATS
Nivel: 8   HP: 96   PM: 68   DH/C: 5   Exp: 50/600

Nozomi está bendecida con un nombre cuyo significado cree es mucho para ella. Posee una personalidad amable pero tímida, a veces llegando a ser bastante bondadosa con los demás, intentando no pasar el límite que la llevaría a la ingenuidad. Por su falta de valor, le cuesta socializar, mas mantiene de buena manera las relaciones que logra forjar, ofreciendo una amistad leal y sincera para quien quiera confiar en ella. No parece temerle a muchas cosas, sin embargo suele ponerse nerviosa con facilidad en situaciones críticas; siendo que cree no ser muy útil, su mente no puede pensar una manera de actuar frente a ciertas circunstancias. Una prueba de estos factores es el hecho de que es un tanto torpe: a veces pierde el equilibrio, puede que rompa uno que otro plato y se cae al menos una vez cada tres meses.

Lo más destacable de la joven es que, a pesar de los defectos que pueda tener, siempre se esfuerza al máximo para dar lo mejor de ella misma, intentando ayudar en lo que pueda a quien lo necesite. Su actitud optimista sale a la luz cuando el panorama se ve oscuro, aunque no muy notorio, después de todo, su nerviosismo sigue en su interior, por lo que sus palabras de ánimo suelen ser opacadas con una voz temblorosa cuando la ocasión es problemática. Probablemente, lo más curioso de su ser sea el increíble cambio de actitud que puede llegar a obtener si de verdad se lo propone. Al contrario de lo que le pasaría a muchas personas parecidas a ella, al alcanzar un máximo de frustración, de miedo, de nerviosismo en un momento crítico, Nozomi es capaz de olvidar toda su timidez y adoptar una actitud de liderazgo valiente, segura y completamente seria, para luego volver a la normalidad, como si se tratara de su plan de emergencia.

Aunque no se de cuenta, dentro de ella hay un gran potencial para ser una persona valerosa y capaz, simplemente está en camino de descubrirlo poco a poco. Junto con ser tímida, es también bastante reservada y pocas veces será capaz de hablar íntimamente con alguien, a menos que se sienta a gusto. Una de las virtudes que admite de sí misma es la gran paciencia que tiene con la gente, se podría decir que posee demasiada, le gusta escuchar a sus cercanos y asistirlos, parece no saber negarse a una petición de estos. Lo que suelen repetirle mucho es que tiene un conocimiento vasto sobre variados temas, incluyendo materias académicas. Debido a su gusto por aprender cada vez más cosas, se ha vuelto culta en distintas áreas, siendo como un diccionario humano para quienes le conocen bien.

La pequeña de ojos ambarinos nació dentro de una familia de clase media, conformada solo por dos personas contándola a ella. Su madre la cuidó sin ayuda de nadie más, protegiéndola constantemente, intentando que viviera la mejor vida posible. Nozomi no conocía a su padre, mas sabía que nunca podría conocerlo, pues este murió mientras su progenitora aún le cuidaba en su vientre. Fue difícil en un principio, con la poca edad que poseía, ella no lo notaba, pero su madre debía esforzarse hasta el agotamiento total por darle una buena calidad de vida. Lo mejor que podía hacer la mujer era cocinar, específicamente preparar pan, pasteles, entre otros. Algunos años pasaron para que consiguiera manejar su propia panadería y pastelería, logrando que la vida de ambas fuera mejor.

Nozomi desde siempre fue una chica inocente, amigable, esforzada, alguien preocupada de los demás. No podía demostrarlo todo el tiempo, pues incluso en ese entonces, y con mayor razón, era bastante tímida. Tenía pocos amigos, sin embargo, esas amistades que forjaba con el tiempo eran duraderas, sinceras. La joven pasó por varias experiencias en su vida escolar, logrando crecer como persona. A pesar de ello, su personalidad no cambió mucho, le costaba superar esa timidez que le caracterizaba entre quienes la conocían. Y así pasó su tiempo entre la escuela, ayudar en la panadería y continuar su vida.

Pronto comenzó una etapa en su vida severamente importante, algo que le haría cambiar parcialmente. Una noche fue, aquella en la que decidió quedarse despierta después de las doce, en la que se dio cuenta de que las cosas en su ciudad no estaban para nada bien. Miró por su ventana solo para descubrir que el ambiente parecía sacado de una película de terror. Completamente asustada, cayó al suelo sin saber qué ocurría. Corrió luego al cuarto de su madre, lo que provocó que sus lágrimas cayeran: se encontraba un ataúd negro en su lugar. Sin saber qué hacer, a quien recurrir, solo pensó en llamar a una de sus amigas más cercanas, una compañera de su clase, a quien apreciaba mucho.

Su fortuna iba disminuyendo cada vez más, su teléfono no funcionaba, tampoco cualquier cosa eléctrica que tratara de usar. Lo único que pudo hacer fue esperar, esperar a que todo desapareciera de milagro. Sin embargo, la puerta de su casa fue golpeada, haciendo que Nozomi recibiera otro susto más esa noche. Le costó, pero abrió la puerta lentamente y su amiga estaba ahí. Suerte tuvo de que esta confiara tanto en ella como para ir a buscarla, solo eso logró hacer sonreír a la joven esa noche. Su amiga vivía cerca de su casa, era evidentemente más valiente y tal vez temeraria que ella, misma razón por la cual le sugirió salir a buscar la solución al problema.

Nozomi quería negarse, intentar que se quedara con ella en el interior de su casa, pero terminó accediendo por el simple hecho de que pensaba que, si no hacía algo, todo se quedaría así por siempre. No había nadie ni nada en las calles, siendo que todo era como un desierto, pensaban no correr peligro, aunque no duró esa sensación por mucho tiempo. Discutieron unos minutos las ideas que tenían, si es que debían ir a la policía, las opciones que se les ocurrían, si era mejor opción esconderse hasta que llegara el día. Entre toda la conversación nerviosa que mantenían, lograron atraer a una extraña criatura, oscura, para nada amigable.

Lo primero que hizo fue paralizarse del miedo, sentía que se encontraba en una pesadilla, ojalá lo hubiera sido. De repente su amiga le hizo reaccionar, tomándole la mano y corriendo con ella, la prioridad era esconderse. Aquella criatura les persiguió, para su mala fortuna no era nada lenta, en cualquier momento iba a alcanzarlas. Con la adrenalina que el momento les daba, lograron correr lo suficiente como para encontrar un escondite en un callejón. Nozomi sentía un nudo en la garganta, tenía ganas de llorar y no podría contenerlas por mucho. Después de un minuto, su compañera decidió revisar si era seguro salir. La joven de ojos color ámbar no quería dejarle ir sola, pero la decisión ya estaba tomada, lo que sentenciaría su destino.

Nada más esa chica se asomó, la sombra aprovechó la oportunidad para capturarla. No había nada que hacer, Nozomi escuchó sus gritos y no podía ayudarla. Su primera reacción fue liberar las lágrimas que tanto estaba guardando, para luego correr por impulso, con la mínima esperanza de salvarla. Demasiado tarde era ya para ello, la había perdido. A diferencia de otras situaciones, el pánico no fue lo que invadió su cuerpo y su mente, en un principio el impacto que le provocó la muerte de su amiga se hizo presente, quedándose quieta frente aquel monstruo. Sin embargo, fue impensado para ella lo que hizo enseguida. La expresión de su rostro tomó completa seriedad, actuó sin miedo y con una rabia interior inmensa, mientras tomaba uno de los cubos de basura del callejón y, con una fuerza que no sabía de donde sacó, la lanzó hacia la sombra con el objetivo de aturdirla un momento, consiguiendo escapar sin pensárselo dos veces.

Llegó a su casa, cerró la puerta, su actitud volvió a ser la misma de siempre y se lanzó al suelo a llorar. Sabía que solo se salvó de milagro, lo más probable es que hubiera muerto ahí mismo. No podía creer lo que estaba viviendo, deseaba poder despertar de aquel sueño, con la excepción de que era la pura realidad. Tenía muchas preguntas en mente, tenía miedo, se sentía miserable al no poder hacer nada por proteger a uno de sus seres más queridos, se sintió cobarde, débil. Al poco tiempo, descubrió que su tanto su madre como el exterior volvieron a la normalidad, que ese proceso se repetía cada noche a la misma hora. Pasó los días sumida en una depresión, dejando de asistir a clases, dejando de querer vivir. Después de un mes de reflexión en ese estado, llegó a una conclusión: no dejaría que las cosas quedaran así.

Se recuperó poco a poco, adquirió fuerzas para seguir adelante, tomó la resolución de estudiar el fenómeno que ocurría en aquel lugar, descubrir la manera de vencer a las criaturas tan raras que invadían la ciudad de noche. Preguntaría a quien supiera, estaba segura de que no era la única que podía hacer algo, encontraría a más personas. Desde aquel fatídico día, parte de su personalidad cambió, adquiriendo una actitud fuerte, que solo salía a la luz cuando lo requería urgentemente. Su meta estaba clara, se vengaría de los monstruos que le habían quitado a su amiga y que, probablemente, habían arrebatado muchas vidas más.

- Sabe cocinar bastante bien, no solo pasteles, sino cualquier tipo de comida cotidiana.
- Teniendo su familia una pastelería, no es muy fanática de lo dulce, pero sí de la comida salada.
- Tiene una pecera más o menos grande con cinco peces en su casa, los cuales cuida con mucha dedicación.
- Su estación favorita es la primavera, le gusta ver las flores en su mejor momento.
- A pesar de ser tan temerosa, a diferencia de varias personas, no le teme a los insectos.
- Uno de sus secretos es que mantiene un gato de peluche sin el cual no puede dormir.
- Sus mejores calificaciones se encuentran en inglés, matemáticas e historia.
- Le gustan las flores, ella ayuda a mantener el jardín de su casa. Su flor favorita es la azalea.
- De repente se le puede ver ayudando en la panadería y pastelería de su madre, a pesar de ser algo torpe en las labores.

Registro: 26-September 17
Última Visita: Feb 6 2018, 10:59 PM
Post: 38
Yenes: -10

ARMA


HABILIDAD
DESCRIPCIÓN
COSTE
DAÑO
OBJETIVO


Última fecha de habilidad solicitada: JAN 7 2018